¿Cuáles son los principales peligros que enfrentan los usuarios de la web?

¿Cuáles son los principales peligros que enfrentan los usuarios de la web?

Hace 30 años surgió la World Wide Web gracias a Tim Berners-Lee, y ahora más de la mitad del mundo hace uso de su creación a través de Internet. Hoy en día, Internet y la triple “w” sin duda representa un gran avance en diverso términos, tanto para las empresas como para las personas, por ello, no es de extrañarse ver cifras como las presentadas por el reporte Digital In 2019 de We Are Social y Hootsuite, el cual revela que hasta este momento existen más de 4.3 mil millones de usuarios de internet, los cuales pasan 6 horas con 42 minutos, en promedio, navegando desde toda clase de dispositivos. Gracias a esta creación los usuarios de la web pueden llevar una vida más simple, no obstante, este avance también ha representado cuestiones negativas que parecen acentuarse conforme pasa el tiempo.

Los riesgos actuales para los usuarios de la web:

Tal como lo compartimos en la gráfica de este día, los usuarios de la web reportan que en este espacio han sufrido, principalmente, por contacto indeseado, trato cruel, trolleo, mensajes sexuales, acoso, discursos de odio, solicitudes sexuales, discriminación, ciberacoso, ataques a la reputación, swatting (un tipo de bromas pesadas), extorsión por imágenes sexuales e intentos de reclutamiento para terrorismo.

En el caso de las empresas con presencia en internet, las cosas no solo son “miel sobre hojuelas” estos entes enfrentan a problemáticas que sin duda pueden causarles un gran daño, por ejemplo, Smart Insigths destaca que están constantemente expuestas al pishing, errores de datos, fraude y hacking, entre otras cosas.

Además de lo anterior, hoy en día el propio creador de la World Wide Web, referido por El País, considera que hay 3 causas que provocan las disfunciones que afectan actualmente a los usuarios de la web, estas son:

  • Las intenciones deliberadas y maliciosas.
  • El diseño de un sistema que crea incentivos perversos en los que se sacrifica al usuario.
  • Las consecuencias negativas involuntarias del diseño benevolente.