Primera víctima de la crisis del vapeo y los cigarros electrónicos: la CEO de Imperial

Renunció la directora ejecutiva de Imperial Brands. El tercer fabricante de cigarros más grande del mundo redujo sus perspectivas luego de la derivaciones de la crisis del vapeo en los EE.UU. y el temor a mayores regulaciones sobre los cigarrillos electrónicos.

Foto ilustrativa. Fuente: Bigstock
  • Las afecciones pulmonares en los Estados Unidos encendió la alarma sobre el vapeo

  • Las tabacaleras esperan ahora un freno en el crecimiento de esa nueva industria

  • La CEO de Imperial Brands renuncia ante la caída en las perspectivas para la tercera compañía del sector en el mundo

La crisis que desde hace largos años soporta la industria del tabaco tradicional parece no tener retorno.

Cada vez, los hábitos de los consumidores se alejan de los cigarros clásicos y, al mismo tiempo, en todo el mundo surgen nuevas prohibiciones en materia de publicidad, marketing y promoción para las tabacaleras.

A esto, las compañías ya lo sabían. Lo que no esperaban era que la alternativa que estaban explorando y que entendían que podría ser la salida, el desarrollo del vapeo y el cigarro electrónico, ingresó en un complicado periodo de crisis.

Así es, novedades surgidas en los Estados Unidos por un grupo de más de 500 personas afectadas por enfermedades pulmonares supuestamente generadas por el vapeo encendió las alarmas.

Aunque no está comprobada la causa, los temores existen porque todos los afectados habían utilizado cigarrillos electrónicos u otros dispositivos para vapear.

En este escenario, Imperial Brands advirtió la semana pasada que esto afectará sus ingresos de este año, publicó Financial Times.

Ahora, unos pocos días después, Alison Cooper, la directora ejecutiva de la ex Imperial Tobacco, dijo que dejará la compañía “una vez que se encuentre un sucesor adecuado”

Imperial Brands es el tercer fabricante de cigarros más grande del mundo, sólo detrás de la estadounidense Philip Morris International y de la europea British American Tobacco. Es, además, la sexta en valor de marca.

Valor de marca de las tabacaleras. 2019. En miles de millones de dólares. Statista.

Cooper, quien está al frente de Imperial desde hace nueve años, resuelve su salida luego de un año difícil para Imperial Brands, en el que ha tenido problemas para mantenerse actualizada con la competencia. Aunque lo intentó, está rezagada en la carrera hacia los llamados productos de “riesgo reducido”, como el vapeo y los cigarrillos electrónicos.

Basta decir que las acciones cayeron un poco más del 30 por ciento en el último año.

La semana pasada, Imperial Brands había anunciado que tendrá un crecimiento en los ingresos del 2% para el año que termina el 30 de septiembre, la mitad de lo que esperaba.

Entre las explicaciones, citó condiciones más duras contra los productos de vapeo en los Estados Unidos y para los cigarrillos tradicionales en Australia, África y Asia.

Cooper fue la arquitecta del lanzamiento y desarrollo del negocio de productos de próxima generación (Next Generation Products) de Imperial, y si eso no funciona, es la responsable.

Estos productos, que incluyen alternativas al tabaquismo tradicional como el vapeo, tabaco calentado y nicotina oral, aumentaría los ingresos de la marca en un 50% este año, por debajo de las expectativas previas.