Una de las premisas básicas de la mercadotecnia es conseguir la confianza de los consumidores para transformarlos en los mejores embajadores de la marca. Un buen servicio al cliente es el primer paso en este camino y cuando de acciones de gobierno se trata, la fórmula trabaja sobre el mismo eje.

En el mercado mexicano, mejorar la atención que los ciudadanos reciben de las instituciones y demás figuras de gobierno es vital para revertir la fuerte crisis de confianza que el sistema enfrenta.

Nadie confía en la imagen de gobierno

En este sentido, conviene mencionar que si bien los mexicanos confían hoy 6 por ciento más en su gobierno en comparación con 2018, la confianza en las instituciones públicas sigue siendo la más baja de los cuatro rubros que contempla el Barómetro de Confianza 2019 (Trust Barometer) firmado por Edelman.

Existe una desconfianza generalizada en el sistema y la falta de cumplimiento en las expectativas planteadas. El 52 por ciento del público general así como el 55 por ciento del público informado consideran que el sistema les está fallando y ambos expresan deseo de que se realice un cambio.

Por tanto, una de las acciones que debería ser prioridad es mejorar la relación que existe entre gobernados, instituciones y ciudadanos, en donde optimizar la atención que las personas reciben en instancias de gobierno es el primer paso.

De presidente municipal a indigente

El contexto anterior fue uno de los motores que llevó al presidente municipal de Cuauhtémoc, Chihuahua, Carlos Tena Nevárez, a disfrazarse de indigente para entender el trato que su equipo de trabajo entrega a los ciudadanos.

Caracterizado con ropa desgastada, lentes obscuros y una silla de ruedas, el alcalde asistió a la Dirección de Desarrollo Social del municipio que lidera para pedir una despensa.

Fuente: Captura de video Youtube Milenio

Tal y como reportan diversos medios de circulación nacional, durante el trámite el edil se percató de los malos tratos que recibe la gente de los servidores públicos.

Según narran desde Televisa Noticias, Tena Navárez indicó que “una experiencia amarga, no fue nada fácil. (…) La sorpresa más, como les dijera, más desagradable, fue la que me llevé en mi propia oficina, mi propia gente me pidió que me saliera”.

Luego de la experiencia, el presidente municipal anuncio en conferencia de prensa, el cese de varos empleados al considerar que sus tratos no eran los adecuados.

Por último, el alcade reconoció que esta idea fue tomada del programa de televisión Undercover Boss, el cual encubre a importantes directivos de diversas empresas para que experimenten en carne propia cómo funcionan las áreas más operativas de sus organizaciones.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo