De acuerdo con diversos medios en la región, PepsiCo anunció que Luis Montoya se retiraría de la compañía luego de 30 años de colaborar en la misma.

Hasta el momento, Montoya ocupaba el rol de presidente para PepsiCo de Bebidas Latinoamérica (LAB), cargo que ahora será ocupado por Erick Scheel partir del próximo 17 de abril.

“Quiero agradecer a todo el equipo de PepsiCo Bebidas Latinoamérica – que me ha acompañado en esta trayectoria durante las últimas tres décadas – por su constante apoyo y compromiso. Ha sido un verdadero honor trabajar con nuestros asociados, mi equipo de liderazgo y nuestros socios, y estoy extremadamente orgulloso de lo que hemos logrado juntos para nuestro negocio, nuestra gente y nuestras comunidades. Me entusiasma darle la bienvenida a Erick al equipo y estoy seguro de que, con su pasión y experiencia, llevará a LAB al próximo gran nivel”, afirmó Luis Montoya.

Erick Scheel, quien será el nuevo presidente de bebidas de la firma para el mercado latinoamericano, se desempeñaba como vicepresidente de estrategia de portafolio y transformación comercial para Grupo Gepp, socio embotellador de PepsiCo en México.

En su curriculum también tiene historia con CBC, embotellador de PepsicO para Centroamérica, El Caribe, Perú y Ecuador.

En un comunicado de prensa, el que será el nuevo líder de bebidas de la refrésquela para la región se dijo emocionado “por este nuevo reto y estoy comprometido a trabajar con el increíble equipo de PepsiCo LAB y nuestros socios en toda la región, ya que estos son vitales para impulsar el crecimiento de negocio y nuestras comunidades. Mi enfoque estará en seguir creciendo el negocio de bebidas en la región junto con nuestros socios embotelladores, fortalecer nuestra organización, expandir nuestro portafolio de bebidas sin o con menos azúcar, e impulsar nuestra agenda hacia un futuro de plásticos sostenibles”.

La marca supo como ganar

El enfoque que el nuevo presidente de bebidas para la región espera seguir es consistente con la estrategia global que la marca ha seguido, misma que le ha entregado interesantes tasas de crecimiento.

En el reporte financiero del segundo trimestre del año, la marca aseguraba haberse adaptado a las nuevas demandas del mercado con el uso de mejores ingredientes para sus bocadillos y refrescos, en donde el enfoque hacia un consumo más saludable era parte importante de la ecuación.

De esta manera, hacia abril pasado, la firma reportaba ingresos que, según Reuters, superaban las estimaciones de los analistas gracias a una mayor demanda de sus bocadillos, aguas con gas y refrescos con bajo contenido de azúcar, lo que provocó un alza en sus acciones de alrededor del 2 por ciento.

La tendencia se mantuvo y durante noviembre pasado, la firma reportó ganancias por 5 mil 548 millones de dólares durante los primeros nueve meses del año, lo que aunque supone un 2 por ciento por debajo del año anterior, supera las expectativas de los analistas gracias a un claro aumento en facturación.

En este sentido, PepsiCo aumentó sus ventas en un 3.1 por ciento, con una facturación de 46 mil 521 millones de dólares.