CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Preocuparse por los productores: Una forma fácil de sumar puntos para las marcas

Para las marcas, preocuparse por el productor mexicano es el camino más rápido para congraciarse con el consumidor y así es como lo han conseguido.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
consumidor marcas
  • Algunas marcas de talla internacional, se han caracterizado por la preocupación que se tiene por los productores mexicanos 
  • Tal preocupación los ha llevado a sumar puntos con el consumidor que ve con buenos ojos esta particularidad. 
  • Nestlé, entre otras marcas, es una de estas compañías que muestra este interés, favoreciendo a los mexicanos a la hora de elegir algunos productos. 

En el camino hacia ganar puntos con los consumidores, hay diversas estrategias que se pueden emplear, hasta el momento, conocemos por ejemplo, el valor de otorgarles una buena experiencia, que garantice que un comprador conocerá no sólo nuestro producto sino los alcances de la marca al momento de preocuparse por los consumidores, está también la capacidad de otorgar valor agregado a lo que se vende, para que se interprete que existe una preocupación por los clientes y que no son sólo un número más que acotar en los informes. Pero jhay otra estrategia que ha sido quizá olvidada por muchas marcas y que quien lo ha capitalizado ha obtenido excelentes resultados, hablamos de mostrar preocupación por un sector que no siempre está en el ojo público, pero que para el consumidor es fundamental cuando se le otorga reconocimiento, hablamos de los productores de una región, cuya visibilidad es una vía rápida para congraciarse con los consumidores y sumar puntos en buena reputación.

La búsqueda de llevar los negocios tradicionales a otro nivel, no solo en lo productivo, sino también en términos de inclusión económica y social, ha hecho que cada vez más compañías vean a los pequeños productores como sus aliados.

La preocupación de las marcas por los productores

Ejemplos de esta dinámica, hay varios, Heineken MéxicoJohn DeereSyngenta y Yara es una muestra de ello, apenas en marzo de este año trascendía la información de que implementan el Programa Innovación Cebada Sostenible (PICES), con el que ponen a disposición tecnología de última generación y capacitación para impulsar a los agricultores a mejorar la productividad y rentabilidad de la cebada maltera en el país.

El trabajo conjunto de las empresas con agricultores se enfoca en aumentar la producción de cebada bajo los tres principios de la sostenibilidadeconómico, que busca ser rentable para todos los participantes en la cadena de valor; social, que incluye el acompañamiento en el desarrollo integral de los agricultores; y ambiental, con foco en el uso racional de los recursos.

Las cuatro compañías destacaron los resultados obtenidos a dos años de su implementación, donde observaron que hubo incrementos de rendimiento de hasta 50 por ciento, lo que permite un desarrollo económico y social a gran escala en el campo mexicano.

El proyecto comenzó en 2018 en los estados de Hidalgo, Tlaxcala y Puebla, con una superficie de 1,500 hectáreas; un año después se triplicó esta cantidad. Durante 2020, aún frente a la emergencia sanitaria del Covid-19, se alcanzaron más de 10,000 hectáreas y para 2021, se buscará llegar a 15,000 hectáreas en las regiones del Altiplano y el Bajío.

En esta alianza estratégica las marcas ofrecen herramientas digitales de campo, con el objetivo de apoyar a los productores como en la nutrición y protección de cultivos, agricultura de conservación y precisión, así como maquinaria agrícola y una oferta comercial preferente.

Carlos V, es otra muestra de los beneficios que acarrean las buenas acciones, el chocolate, atendiendo a las exigencias de los consumidores mexicanos se dio cuenta de dos puntos importantes: el primero de ellos, que el consumidor nacional busca alimentarse de una mejor manera y se ha vuelto cauteloso con lo que integran sus alimentos; la segunda es que apoyar a los productores locales es importante para el cuidado del  medio ambiente y la responsabilidad que tiene la empresa Nestlé -que cobija al estimado chocolate Carlos V®- concuerda con estos valores.

Mismo grupo (Nestlé), pero diferente producto, Maggi también se desempeña en esta preocupación y se enfoca en convertirse en “un fuerte aliado del desarrollo económico y social de México y su gente, así como de impulsar las economías locales y mejorar la calidad de vida de miles de familias dedicadas al campo, mediante programas de abastecimiento responsable dirigidos a fortalecer la capacidad productiva de los pequeños productores.

“Convencidos de que el apoyo directo a grandes y pequeños productores mexicanos es la manera más efectiva de impulsar el crecimiento del país, compramos a más de 90,000 productores locales de leche, cacao, café, frutas, verduras, maíz y trigo, entre otras materias primas en 25 estados de toda la República Mexicana”, dijo en entrevista con Merca 2.0, Mario López, Group Marketing Manager Culinarios en Nestlé México.

Fuera del teritorio nacional hay también referentes, en Colombia, por ejemplo, algunas de las marcas cafeteras más grandes del mundo han hecho esfuerzos por abastecerse de café del campo colombiano. En el caso de Starbucks, la directora de Mercadeo de Alsea Colombia, Carolina Martínez, explicó que “Starbucks ha establecido Centros de Apoyo a Caficultores (FSC) en regiones clave del mundo como Manizales, donde el centro está desde 2012”.

Allí agrónomos y expertos trabajan apoyan el cultivo de café arábica de alta calidad, así como la capacitación de agricultores en prácticas Coffee and Farming Equity Prictices (Cafe) que desarrolla con Conservation International. A la fecha, el programa está en 12 departamentos y suma 80,000 productores.

Nespresso, mientras tanto, lanzó desde 2003 el Sustainable Quality Program, una iniciativa que apoya a 70,000 productores en 12 países en el mejoramiento de la productividad de sus fincas. En Colombia el plan impacta a 30.000 caficultores en Caquetá, Nariño, Cauca, Huila, Santander, Cundinamarca, Caldas y Antioquia.

Para las empresas, adquirir de forma anticipada las materias primas que se utilizan en sus productos les permiten lograr precios que, en algunos casos, evitan las fluctuaciones del mercado. También aseguran que sus productos terminados lleguen al grupo de consumidores que optan por adquirir aquellos que son más amables con el medio ambiente. Aunque el foco de las iniciativas está en empoderar a los trabajadores del campo y por supuesto, sumar puntos con los consumidores de una forma eficaz y sobre todo rápida.

Ahora lee:

Otros artículos exclusivos para suscriptores