5 preguntas sobre marketing digital que toda empresa debe plantear a su estrategia actual

Los principales retos de servicio al cliente que enfrentan las empresas
Imagen: Bigstock

En el pasado, las tácticas de marketing se diseñaban para interrumpir, vender mucho y empujar contenido con la esperanza de “pescar” a algún cliente. Las marcas y empresas mantenían una estrategia de comunicación con los consumidores con base en la comercialización masiva. Gracias al marketing digital, eso ha cambiado.

Con el uso de herramientas digitales como AdWords, de Google, o el uso de las redes sociales y sus plataformas de venta llegó una nueva era para hacer marketing y presentar contenido. Por ejemplo, hoy en día, el SEO no es una táctica independiente, sino parte de una estrategia que impulsa el marketing digital, impulsada por una estrategia digital que está interconectada con otros canales y plataformas.

Marketing digital: redes sociales, plataformas y herramientas web

Cuando las redes sociales maduraron, de ser un sistema de chat hasta ser una herramienta de comunicación efectiva, se rompieron muchas barreras de marketing tradicional. Ahora, las marcas pueden conectarse, participar, comunicarse y compartir contenido directamente con los consumidores de forma instantánea. Al mismo tiempo, las empresas pueden saber, rastrear, medir, analizar y optimizar sus campañas en tiempo real, según las respuestas que obtengan.

Canales como Facebook, Twitter, YouTube, Instagram y Pinterest son utilizadas por miles de millones de usuarios, tienen apartados de publicidad dirigida y conviven en un entorno digital que nunca descansa. Esto ha sido aprovechado por el marketing. El problema es que ahora se presenta un clima de saturación desmedida.

Las marcas deben ganar la atención de sus clientes ofreciendo contenido valioso, alentando las conversaciones significativas con su comunidad y usar cada plataforma de forma específica para comunicarse.

El panorama actual

En promedio, de acuerdo con WeAreSocial/Hubspot, 90 por ciento de consumidores a nivel mundial accede a redes sociales desde un teléfono celular. Por otra parte, al menos ocho de cada 10 usuarios buscan productos o servicios desde sus smartphones. Finalmente, según IAB, la inversión de pauta publicitaria digital en 2017 creció un 34 por ciento con respecto al año anterior.

Es decir, por lo que se puede observar, según las cifras, el marketing digital se volvió una herramienta muy importante para las empresas. Mientras se mantengan apegados a la tendencia de los consumidores (las redes sociales), será más factible exponer su presencia. 

Mordecai Holtz, especialista en marketing digital, plantea algunas preguntas que cualquier estrategia debe contestar (o al menos plantearse).

  • ¿Hacia dónde se dirige lo digital? 

Escándalos en redes sociales como Facebook, fraudes entre influencers, “la muerte” del alcance orgánico y otras redes sociales que tienen un paso fugaz son cotidianos hoy en día. Un escenario inevitable en la medida que el marketing digital crecía. Eso es parte de lo que se puede ver a futuro, pero solo se puede decir algo: si quieres estar vivo, tendrás que pagar.

  • ¿Qué métricas son las más importantes de realizar y por qué?

Existen métricas específicas que pueden indicar qué tan bien se está desempeñando el contenido que lanza una firma. Aunque otras, como las de vanidad, existen y solo distraen. Como regla general, las métricas más valiosas son las que ayudan a evaluar el rendimiento del contenido y las que se conectan con los objetivos comerciales.

  • ¿Cuál es la conexión directa entre los datos de las redes sociales con las ganancias de las empresas?

Cuando se obtienen datos a partir de redes sociales, es fácil hacer estrategias para diferentes tipos de público. No solo para un comercializador digital, sino también para los editores de contenido, ya que se hacen esfuerzos de marketing digital basado en una investigación previamente realizada. Es en este punto donde se pueden ver resultados demostrables.

¿Es importante para los mercadólogos invertir en su propia marca personal? 

Las personas compran a las personas, no a las marcas. Siempre, los clientes quieren saber que hay un ser humano detrás de una marca y ellos seguirán a la persona, independiente de la marca para la que trabajen o que les guste. Por ejemplo, el caso de Steve Jobs con Apple, quien fue el que invirtió y traspasó esa visión de modernidad y exclusividad a la firma. En redes sociales siempre se está compartiendo contenido. Si bien es posible que no se pueda crear un negocio, una marca personal permite posicionarse, hacerse notar, impresionar, atraer contactos o expandir una red digital.

  • En digital, ¿es importante laborar para una empresa de prestigio?

Lo más importante es ser visible, más allá de la marca. Siempre se tiene que presentar contenido que trate de mejorar y que ayude a desarrollar una mejor reputación, construyendo un historial positivo. Finalmente, en digital se encuentra todo tipo de marcas, por lo que puede ser más factible poder ayudar a que las marcas se posicionen, sin importar, de entrada, el prestigio que tenga.

Desde una perspectiva de relaciones públicas, el contenido positivo es el mejor que se puede desarrollar en el ambiente de social media. Al tener un sentido más fuerte, el alcance social se puede proyectar debido a que el contenido tiene una mejor impresión por parte de los usuarios, quienes encuentran en el mismo un nuevo sentido de valor, que los ayuda a conocer más sobre un producto o servicio de una marca