Durante la noche de este lunes, en la conferencia de la Secretaría de Salud, el término Power Point se convirtió en tendencia luego de que cientos de usuarios cuestionaran las habilidades del equipo de gobierno para operar una presentación sobre este programa, además de cuestionar la habilidad de los integrantes de la mesa para explicar las gráficas presentadas.

El término ocupó rápidamente la primera posición -al momento de cerrar esta nota- dentro de los temas de interés en Twitter, con un total de 7 mil 515 tweets relacionados, de acuerdo con los datos entregados por la propia red social.

De manera puntual, las criticas se dirigieron a la actuación y manejo del material ilustrativo del Secretario de Salud, Jorge Carlos Alcocer Varela.

Estos comentarios negativos se sumaron a una serie de cuestionamientos relacionados con la capacidad de las autoridades de salud para gestionar la crisis y dar una solución real a los mexicanos.

Confianza, el activo que se pierde

Más allá del cuestionamiento a las habilidades de la mesa de informe y de las autoridades en turno, lo que realmente está en juego es la confianza que el gobierno y su gabinete son capaces de transmitir a los ciudadanos en medido de la crisis.

La falta de este valor se traduce en incertidumbre que, ante la pandemia, deja en una mala posición al gobierno.

Este tipo de discurso expresado entre líneas es un área de oportunidad alrededor del mundo, toda vez que es un porcentaje pobre el de los ciudadanos que creen en las capacidades de su gobierno para enfrentar la contingencia.

Así lo refiere un reciente estudio firmado por McCann Worldgroup Truth Central, el cual indica que apenas el 14 por ciento de las personas a nivel mundial creen que sus gobiernos están muy preparados para enfrentar al COVID-19.

Cuando la lectura se hace por países, llama la atención que en Japón, por ejemplo, la cifra apenas llega al 5 por ciento, mientras que en Reino Unido el indicador alcanza el 6 por ciento.

En contraparte, el 31 por ciento de las personas afirma que su país se encuentra listo para hacer frente a la pandemia.

En términos generales, resalta el hecho de que el 61 por ciento de las personas coinciden con la afirmación “Soy responsable por mi seguridad” , número que dista mucho del 39 por ciento de quienes afirman que “Las instituciones deberían mantenernos seguros a todos”.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299