Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

Portugal da un paso en derechos laborales, pero sigue atrás de México

Se deben de aprovechar los beneficios de la era digital, pero sin abusos.
  • Las legislaciones laborales deben ir adaptándose para regular el trabajo remoto.

  • El pasado 5 de noviembre, el parlamento portugués aprobó que las empresas que se comuniquen con sus empleados fuera de horario laboral, con excepción de los casos de “fuerza mayor”; no obstante, no se incluyó el “derecho a la desconexión”.

  • En México, ese derecho es una realidad desde abril de este año.

 

Con el objetivo de regular el trabajo remoto, el pasado 5 de noviembre, los diputados portugueses han aprobado una nueva Ley dentro del Estatuto de los Trabajadores en Portugal, que impide a los jefes enviar mensajes y llamar al empleado durante las horas de descanso, pero rechazaron la propuesta para incluir el “derecho a la desconexión”.

En un mundo ultraconectado cada vez son más los países y empresas que respaldan las leyes para restablecer un claro límite entre el trabajo y la vida personal.

Y es que en el contexto de pandemia, las horas de trabajo se dispararon exponencialmente, lo que provocó serias afectaciones en la vida de los trabajadores, y sobre todo, a su salud física y mental.

Si bien, el home office o teletrabajo se volvió una alternativa para mantener los empleos durante la crisis sanitaria, las necesidades de los empleadores eliminaron, en algunos casos, la línea divisora entre el tiempo obligatorio de trabajo y el derecho al descanso.

 

Portugal da un paso para evitar las jornadas laborales extenuantes

”El empleador tiene el deber de abstenerse de contactar con el trabajador durante el período de descanso, excepto en situaciones de fuerza mayor”, se lee en el texto aprobado con los votos favorables del Partido Socialista y el Bloque de Izquierda.

Las situaciones de fuerza mayor serán aquellas que sean realmente imprevistas o urgentes, como incendios o accidentes, es decir, en situaciones externas a la propia organización del trabajo.

Cuando entre en vigor la nueva norma estipulada en el Estatuto de los Trabajadores en Portugal, las empresas se enfrentarán a multas por ponerse en contacto con los trabajadores fuera de su horario normal de trabajo, asimismo, se prohibe vigilar a sus empleados mientras realizan home office.

Entre otras cosas, la futura normativa establece que quienes trabajan a distancia deberán tener contacto cara a cara con los gerentes al menos cada dos meses; establece que las empresas tendrán que ayudar a pagar los gastos ocasionados por el teletrabajo, como el aumento de las facturas de electricidad e internet.

 

México y la desconexión digital

Lo que los diputados portugueses rechazaron es una propuesta de incluir el “derecho a la desconexión”, que consiste en el derecho de los trabajadores a apagar los dispositivos relacionados con el trabajo fuera del horario de oficina, pero en México ese derecho es una realidad.

En abril de este año, con 116 votos a favor, el Pleno del Senado de la República respaldó el derecho de la clase trabajadora para desconectarse y abstenerse de participar en comunicaciones electrónicas relacionadas con su empleo, como correos y mensajes electrónicos, llamadas y otras modalidades de comunicación, durante horas no laborales.

Todo fue posible a una adición del artículo 68 bis de la Ley Federal del Trabajo que prevé que la regulación, así como las modalidades de desconexión atiendan la naturaleza de la relación laboral y privilegien la conciliación del trabajo con la vida personal.

Para ello, se tendrán que definir modalidades para la desconexión de parte del patrón, se realizarán acciones para la sensibilización del personal sobre el uso razonable de las herramientas tecnológicas y se incluirán mecanismos para prevenir y sancionar los actos hostiles que pudieran suscitarse cuando el trabajador ejerza su derecho.

Estas acciones por parte de ambos países ponen en el centro al trabajador y a su salud. Por el lado de Portugal, el país fue el primero de los europeos que modificó sus normas del trabajo a distancia como consecuencia de la pandemia por la Covid-19. En el caso de México, la desconexión digital ya es considerado un derecho para todas y todos los trabajadores, ya que de no existir disminuye la calidad de vida, los senadores comprendieron que se deben de aprovechar los beneficios de la era digital, pero sin abusos.

 

Ver más:

 

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados