Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Tu marca y empleo están en riesgo y qué se puede hacer al respecto

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Los profesionales a nivel mundial se enfrentan a uno de los retos más grandes de la historia, se trata de una nueva revolución industrial. Los mecanismos existentes para generar bienestar personal y familiar están en riesgo por factores internos y externos. Hablar de tecnología y erosión de empleo es caer en una peligrosa sobre simplificación. Los gobiernos del mundo apenas comienzan a darse por enterados y me atrevo a decir que son muy pocos los que han tomado pasos para enderezar el rumbo.

Los profesionales a nivel mundial se enfrentan a uno de los retos más grandes de la historia, se trata de una nueva revolución industrial. Los mecanismos existentes para generar bienestar personal y familiar están en riesgo por factores internos y externos. Hablar de tecnología y erosión de empleo es caer en una peligrosa sobre simplificación. Los gobiernos del mundo apenas comienzan a darse por enterados y me atrevo a decir que son muy pocos los que han tomado pasos para enderezar el rumbo.


Puesto de manera simple, las empresas y sus marcas están en riesgo de perder grandes cotas de mercado y con ello su capacidad de generar empleo. No hablo de un sector en particular, en las épocas de cambios severos siempre hay sectores beneficiados que crecen a expensas de los afectados. Habrá al final empresas muy exitosas y nuevos nichos de mercado que atender. Sin embargo, lo que se perderá es la noción de empleo moderno y en consecuencia la base de consumidores que sostienen a esas marcas. Para muestra un botón. Ford Motor Company emplea a nivel mundial 181,000 personas con ventas de 146 mil millones de dólares, esta empresa norteamericana es capaz de crear sustento para un gran número de familias, según la lista Fortune 500 su valor de mercado asciende a 61,523.60 millones de dólares. En comparación Whatsapp se compró en 19 mil millones de dólares con tan sólo 55 empleados. La comparación es brutal, la primera es eje económico de países enteros y es capaz de cambiar la suerte de una ciudad si decide cerrar una planta de producción. WhatsApp, en cambio, beneficia a muy pocos. El valor de la empresa de mensajería instantánea es resultado de la donación gratuita de nuestros datos personales, un tema brillantemente expuesto por Jaron Lanier.

Sin querer entrar en la falsa gratuidad de estas plataformas y el beneficio inexistente para sus usuarios, le propondría que whatsapp es una de los desfalcos al consumidor más grande de la historia. La suma millonaria es resultado de la participación de todos los usuarios y su venta excede por mucho el ahorro transferido a los consumidores. Basta recordar que al usar whatsapp el ancho de banda y transferencia de datos es costo del usuario, sólo el servicio tuvo un valor de transferencia netamente económico. La división toca a 40 dólares por persona, suma que jamás veremos los que la usamos; sin embargo, el problema es más grande.

El mundo entero se ha obsesionado con los modelos de alta eficiencia, es decir un mayor número de ventas a partir del menor número de empleados. Si bien esto parece muy atractivo se olvida la erosión a la base de clientes que potencialmente puede comprar un producto. Para los que trabajan en marketing es indispensable entender que sus nuevos competidores están dispuestos a regalar un producto o servicio a cambio de una venta de la empresa en el futuro, mientras tanto se crea un fenómeno de competencia desleal. Insisto los gobiernos apenas comienzan a ver el problema, no se trata de censurar internet ni de cerrar la puertas a la innovación. En la historia las burbujas financieras que buscan beneficios futuros sobre dinero inexistente han traído crisis económicas graves, ahora estamos al borde de una de las peores de la historia.

La prueba de ello es el modelo de negocio neo sajón (copiado obsesivamente a nivel mundial) las empresas exitosas son tan desordenadamente favorecidas por el consumidor que son inalcanzables. Al grado tal que destruyen categorías completas. El mundo camina hacia un entorno económico en el que hay muchas categorías pero con pocos jugadores. Facebook, Apple, Amazon y Google vienen a la mente, su liderazgo es tal que es casi imposible competir en esos segmentos.

Para las empresas es indispensable entender que deben correr al primer lugar de su categoría, de lo contrario podrán desaparecen en menos de 5 años. El entorno mundial apunta a que cada categoría tendrá un manojo de líderes. En América Latina debemos dejar de enfocarnos en esfuerzos de crecimiento magro y tratar de jugar el juego de alta eficiencia, ya que nada indica que las cosas vayan a cambiar de rumbo.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados

Rafael Nadal llegan al metaverso con su academia

En el mundo virtual “Metaverso de la Rafa Nadal Academy by Movistar” es un espacio virtual en 3D donde los usuarios podrán conocer e interactuar de forma digital con las instalaciones de la academia del tenista.