Una carta de Pornhub en la que pide que Vine no muera ¿por qué?

El día jueves cayó la mala noticia a los usuarios de Vine de que Twitter, dueña de la app de videos cortos le dará delete en los próximos tres meses. Sin embargo, hay una esperanza ya que alguien quiere que esta plataforma no deje de existir.

Se trata de Pornhub, el sitio web de contenido para adultos que envió una carta al CEO de Twitter, Jack Dorsey en la que se ofrece a comprar la red social de videos de 6 segundos para rescatarla y devolverle “la gloria” que vivió en sus inicios, allá por el año 2013.

“Hemos visto que Twitter se ha deshecho de Vine y que está recortando numerosos puestos de trabajo, así que usted y sus inversores podrían estar interesados en una inyección de efectivo con la venta de Vine”, escribió Corey Price, jefe de operaciones en Pornhub en la misiva enviada a Dorsey, de la que el sitio CNET tiene una copia y fue el medio que dio el trascendido.

Uno de los principales argumentos de Price en la carta es que “el porno en seis segundos es más que suficiente para la mayoría de la gente que disfruta de sí misma”.

Lo que exponen desde el gigante del porno en streaming es cierto, hace unos días nos enteramos que Twitter eliminará el 9 por ciento de su plantilla laboral a nivel global, se trata de alrededor de 350 empleados. Algunos de los motivos es el recorte de gastos para ser más rentable, pero también la causa por la que precisamente dé de baja a Vine.

En tanto, la apuesta de Pornhub podría ser crear contenido corto pero llamativo con la finalidad tener un recurso más que refuerce su engagement con sus usuarios. Cabe destacar que la industria de la pornografía podría llegar a valer mil millones de dólares para 2025, según estimaciones de Marketwatch. Si esto se suma al alcance y dinámica de las apps como Vine, da como resultado una poderosa fórmula para difundir contenidos.

¿Por qué Vine ya no tiene cabida en Twitter? Porque la red social pasa por su peor crisis en la historia, no puede hacer aumentar su base de usuarios y ahora hasta pierde atractivo para los anunciantes. Además, desde que compre la app de bucles en 2012 y que la lanzara en 2013, ésta tuvo un buen momento (alcanzó 200 millones de usuarios), llegó a competir con Instagram según recuerdan algunos analistas.

Pero, hoy ya no crece -al igual que su casa matriz-, menos con la presencia de Periscope y la función nativa para compartir videos desde Twitter, a ello se añade el crecimiento de Facebook Live y que la red social de la camarilla si mantiene una estabilidad.
Imagen destacada: Bigstock

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299