• El CFIUS asegura que TikTok jamás le pidió permiso para terminar la compra de Musical.ly

  • Legalmente, esto le da derecho al organismo para iniciar una investigación en su contra

  • A través de un vocero, la red social aseguró que cooperará en todo momento con el gobierno

No es extraño que una red social esté bajo la investigación de una autoridad federal. De hecho, se trata de un evento relativamente común. Desde el escándalo con Cambridge Analytica, Facebook ha estado bajo la cuidadosa lupa de las autoridades internacionales. También YouTube en algún momento fue el foco de un proceso legal en Estados Unidos (EEUU) sobre privacidad de datos. Pero que sea algo común, no significa que sea positivo.

Muy al contrario, estas investigaciones afectan significativamente la reputación de la red social, o realmente de cualquier marca en esa misma posición. Al final, se trata de una crisis con la que las empresas deben de lidiar. De acuerdo con Agility, estos eventos negativos de hecho son más costosos para las empresas desde la llegada de plataformas como Facebook y Twitter. Así que, en el caso particular de esta industria, están literal cavando su propia tumba.

Fuera de los efectos de marca que pueda tener la investigación en la reputación inmediata de una red social, también vale la pena analizar los factores detrás de estos procesos. Y es que pueden ser sintomáticos de otros problemas más graves, que persigan a las marcas mucho más allá del proceso inicial. O bien, podrían significar el capítulo de un escándalo mucho más grande que pueda poner en riesgo su negocio completo. Como parece ser el caso de TikTok.

Una investigación federal contra la red social china

Reuters reportó que las autoridades de EEUU lanzaron un proceso contra la marca propiedad de Byte Dance. Según el gobierno de Donald Trump, la red social lleva a cabo actividades que atentan contra la seguridad nacional del país. En específico, censura y violación de privacidad. De acuerdo con las fuentes, el proceso lo inició el Comité de Inversiones Extranjeras (CFIUS). En específico, se analizará la compra de Musical.ly en 2017, de mil millones de dólares (mdd).


Notas relacionadas


Desde hace unos días, reguladores miembros del CFIUS han mostrado su preocupación ante las posibles actividades de TikTok. Los senadores en cuestión puntualizaron que la red social tiene una colección de datos personales preocupantes en sus bases. Asimismo, levantaron la posibilidad que la plataforma esté siendo utilizada por China para censurar cierto contenido. O bien, que pudiera ser empleada para influenciar las próximas elecciones federales en el país.

Implicaciones de la investigación

No sería la primera vez que el gobierno de EEUU acusa a una red social o plataforma de ser un posible riesgo para la seguridad nacional. En marzo pasado, las autoridades americanas ordenaron la venta inmediata de Grindr, anteriormente bajo el control del grupo chino Kunlun. Facebook, dentro y fuera del continente americano, ha sido señalada varias veces por su rol en la interferencia política. En algún momento incluso se acusó a Toyota de ser un riesgo.

¿Por qué es importante este movimiento del gobierno de EEUU? Es claro que la investigación en TikTok es, como dicen abiertamente, una respuesta a una posible interferencia de China. Algo que no sería totalmente descabellado, considerando que el gobierno de Pekín no tiene ningún problema en mostrar el control casi absoluto que tiene de sus corporaciones. Sin embargo, la investigación contra la red social también podría tener otras razones por detrás.

Con Apple, EEUU demostró que tampoco le da pena prestar una mano a sus marcas para ganar la guerra comercial. Una red social tan popular entre los jóvenes también tiene un nivel importante de influencia en este sentido. Es posible que esta investigación federal sea una excusa para darle un impulso a los proyectos americanos de Snapchat e Instagram. Al final, si se obliga a TikTok a vender su unidad americana, sería un duro golpe a sus éxitos recientes.