Para las marcas y empresas, las reseñas de sus productos o servicios en el mundo online representan un frente que les puede aportar buenos beneficios para aspectos como la mejora de la confianza o el impulso a la toma de decisiones de compra, actualmente un 93 por ciento de los consumidores señala que las reseña online pueden impactar en sus decisiones de compra, por ello, el conseguirlas sin duda resulta una buena meta a cumplir. No obstante, en este camino puede parecer atractiva la idea de generar reseñas falsas para beneficio del producto; sin embargo, aprovecharla puede ser una mala idea la cual afecta al negocio propio y a otros.

Las siguientes estadísticas compartidas por Invesp revelan la percepción y el impacto que pueden generar las reseñas falsas, entenderlas ayudará a ver por qué es mas idea tratar de incluirlas para “beneficio” de una marca o empresa:

En primer lugar destaca que actualmente un 82 por ciento de los consumidores a han leído reseñas falsas en el último año, siendo principalmente los consumidores en el rango de los 18 a los 34 años quienes más se han visto expuestos a estas opiniones inventadas.

Entre los efectos negativos, el primero a destacar es el hecho de que un 54 por ciento de los consumidores no comparará un producto o servicio de una marca si sospecha que tiene reseñas falsas, es decir, la simple sospecha puede arruinar diversas oportunidades de negocio.

Al respecto, el recibir reseñas negativas pero ocultarlas tampoco es un buen camino a seguir, esto debido a que un 95 por ciento de los consumidores sospecha que hay censura o reseñas falsas cuando no ven puntajes negativos. También, en relación a este punto, un 30 por ciento de los consumidores asume que las reseñas online son falsas si no hay una sola que resulte negativa. Puede haber productos que sean de excelencia, pero incluso con estos es difícil no encontrarse con alguien que tenga una mala opinión.

Incluso si una marca logra salirse con la suya trabajando con reseñas falsas, tarde o temprano los consumidores notarán el engaño. Al respecto, la fuente señala que 62 por ciento de los consumidores han experimentado variaciones significativas entre las reseñas online y el producto que han recibido.

Lo anterior puede suponer no solo un problema para es negocio en particular, sino también para el resto de las marcas o empresas que quieren trabajar con las reseñas. Y es que, como uno de los efectos, se tiene que un 65 por ciento de las personas señalan no confiar en los ratings en los sitios de e-commerce. También destaca que un 72 por ciento de los consumidores creen que las reseñas falsas de productos se han convertido en una norma dentro de la industria.

Ocultar las reseñas negativas tampoco parece ser un camino adecuado a seguir, un 34 por ciento de los consumidores han señalado que sus calificaciones sabías para un producto no se publican en sitios de e-commerce.

¿Qué se puede hacer ante un panorama tan negativo generado por las opiniones falsas?

De acuerdo con la firma, uno de los caminos más efectivos a seguir para mantener esta práctica y hacerla más confiable para los consumidores está en permitir que solo los clientes con compras verificadas tengan la capacidad de dejar reseñas. Un 43 por ciento de los retailers concuerdan en que así deberían funcionar las cosas tanto para beneficio de sus productos como de los consumidores.

Finalmente, como dato curioso destaca que entre las categorías de productos que tienen más reseñas falsas destacan los suplementos alimenticios, los productos de belleza, los electrónicos y los sneakers o tenis.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299