¿Por qué te conviene elegir ser único y no el mejor?

Difícilmente podrán estar más saturas las redes sociales, el mundo de las páginas web, los medios tradicionales y tú tienes una marca que con enorme facilidad puede perderse en ese universo amorfo.

Has escuchado cientos de veces que las comparaciones son odiosas y al usar un argumento de venta como: somos los mejores, el mejor servicio, la mejor manera de, el mejor producto, te estás comparando y, a menos que demuestres que eres mejor, sonarás arrogante y parecerá increíble. ¿Cuántas veces has visto este argumento en los medios?, por eso mismo te sugiero que no lo utilices.

Seguramente tu marco de referencia para escribir un anuncio es lo que dice tu competencia, buscas en su página web, en sus anuncios. Hacer eso no te servirá de nada a menos que lo hagas para saber qué es lo que no debes decir, ¿por qué? porque ya está dicho. ¿Te acuerdas cuando los jóvenes comenzaron a vestirse de negro para diferenciarse? y después había cientos de miles de hombres y mujeres vestidos de negro. Decir que tu marca es la mejor tal vez te funcione por un rato, sin embargo, tu negocio no está diseñado para un rato.

Para enamorar al consumidor de tu marca, y es posible hacerlo, te sugiero que busques que tu producto tenga identidad propia, personalidad única, que hable con autenticidad. Dedícate a hablar de lo que realmente es tu producto, encuentra cómo decir de manera honesta y abierta cómo es que ayuda a las personas, de la emoción que puede generar a quien lo prueba o compra regularmente. Actuar así es tener una actitud de líder, un lenguaje propio, un estilo único. Esto sí que te diferenciará en los medios, esto sí que te hará visible a ojos de los consumidores.

Una vez más, porque ya lo he sugerido en otras oportunidades, responde a esta pregunta, de hecho, escríbela en tres líneas, ¿por qué las personas deben comprar mi marca y no la de la competencia? Si consigues que tu respuesta sea verdaderamente diferenciadora, tendrás las semillas para hacerla crecer de manera única, relevante y memorable. De ahí saldrá el beneficio a comunicar y la razón para sostener ese beneficio.

Al responder a esta pregunta recomiendo que no sea porque es el mejor producto o por sus características. Cuenta algo distinto, algo que emocione al explicar cómo ayuda a las personas, les resuelve un problema, les satisface una necesidad. Ofrecer un beneficio emocional es muy valioso, si es racional está bien, sin embargo, rodéalo de una emoción, hazle sentir a las personas lo que experimentarán cuando consuman tu marca, la usen o la prueben. 

Cuida a las palabras y ellas cuidarán de tu marca.

Agradeceré tus comentarios en www.facebook.com/colegiodecopywriting

Hasta el próximo miércoles.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299