¿Por qué Samsung nombró a 3 nuevos CEO?

SAMSUNG LOGO
Imagen de Bigstock

Este martes Samsung Electronics presentó su informe correspondiente al tercer trimestre del año en el que reportó ganancias operativas récord por 12 mil 920 millones de dólares. Sin embargo, no fue lo que más llamó la atención de la compañía surcoreana.

Horas más tarde presentar sus resultados financieros, la compañía confirmó el nombramiento de tres nuevos co-CEOs, quienes serán los encargados de dirigir los destinos de la surcoreana.

Los resultados financieros de Samsung impulsados en gran medida por la “alta demanda de chips de memoria” y a los más de 4 millones de Galaxy Note 8 vendidos de desde que fue lanzado este dispositivo en septiembre pasado.

Los nuevos CEOs son anunciados, no sólo el día en que la compañía reporta ingresos récord, hay que recordar que tiene de contexto la renuncia de Kwon On-hyun, como director general, quien había tomado las riendas después de la crisis por la detención y posterior condena de Jay Y. Lee, vicepresidente de Samsung.

Además, se juntaron las salidas de Jong-Kyun Shin, quien hasta ahora fungía como jefe de Samsung Mobile y Yoon Boo-keun, jefe del negocio de electrónica de consumo.

¿Pero, cuáles son las razones por las que Samsung realiza tal movimiento? De acuerdo con CNBC, que cita a una carta escrita por Kwon dirigida a los empleados de la compañía, explica que este es el “momento adecuado para que comience de nuevo (Samsung), con un espíritu nuevo y liderazgo joven para responder mejor a los desafíos del panorama tecnológico en rápida evolución”.

Un liderazgo joven pero con experiencia, los nuevos directores ejecutivos son Kim Ki-nam, Koh Dong-jin y Kim Hyun-suk, todos con más de 50 años de edad y con amplio conocimiento de cómo debe funcionar Samsung.

Entre estos nuevos ejecutivos, destaca la presencia de Dongjin Koh, ya que fue el encargado de supervisar el desarrollo de la línea Galaxy y el responsable de los esfuerzos de recuperación tras el fallido lanzamiento de Galaxy Note 7 el año pasado.

De acuerdo con especialistas y analistas consultados por CNBC, la decisión de separar las funciones del presidente y los directores ejecutivos era un paso “en la dirección correcta” para las reformas del gobierno corporativo.

Y es que Samsung logró superar la crisis del Galaxy Note 7, pero este año enfrentó un proceso que culminó en la condena a cinco años de prisión de su presidente (está en proceso de apelación), por lo que el nuevo liderazgo tendrá como principal tarea, mantener el rendimiento de la compañía con una visión de largo plazo.

Además, deberán continuar el trabajo por recuperar y reforzar la reputación de marca, una que tras las diversas acciones y programas de atención a los clientes afectados por el Note 7, el lanzamiento del Galaxy S8 y S8+, así como el Galaxy Note 8, se ha recuperado.

También, con esta primera vez que el papel de presidente se otorga a tres directores ejecutivos de la firma, se esfuerza por recuperar la confianza del gobierno y de los mercados financieros tras el escándalo de corrupción.