¿Por qué muchas marcas estadounidenses fracasan en China?

China es el segundo mercado más grande del mundo, sólo detrás de Estados Unidos, de acuerdo con el Foro Económico Mundial representa el 14.8 por ciento de la economía global. Llama la atención que ha crecido con compañías y marcas propias y es uno de los países más complicados para las estadounidenses.

Esta semana gobierno de China dio a conocer que durante el segundo trimestre del año su economía creció 6.9 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior y demuestra un crecimiento importante que se debe a la gran inversión privada y a sectores que muestran dinamismo, como el de la construcción.

Y las marcas estadounidenses están quedándose fuera de esta bonanza económica china. Empresas como Netflix, Amazon, Uber, así como las redes sociales Facebook o Snapchat tiene dificultades para entrar o simplemente están prohibidas.

El mercado chino es el más grande del mundo en lo que se refiere a comercio electrónico. Durante 2017 tendrá ingresos por más de 470 mil millones de dólares, una cifra considerable si vemos que Estados Unidos recibirá 353 mil millones en este segmento, según estimaciones de Statista.

Y en China Amazon no es el líder del e-commerce como en el resto del mundo, Alibaba Group ha construido un imperio que le llevará a recibir ingresos por 158 mil millones durante 2017.

En el caso de las redes sociales el entorno es muy distinto al de Occidente. con el dominio de WeChat o QQ, las cuales funcionan bajo las medidas establecidas por el Estado, mismo que no permite el acceso a Facebook, pese a que Mark Zuckerberg ha visitado China en un par de ocasiones.

En resumen, el fracaso o la negativa al acceso a marcas estadounidense se debe al gran control que ejerce el gobierno chino en torno a lo que se consume, así como el fomento a las compañías locales en lugar de hacer importaciones.

¿Quién sí lo ha logrado?

A lo largo de la historia, Disney ha tenido buenas relaciones con el gobierno y el mercado chino, incluso hay planes de construir un parque de diversiones Disneyland en Shanghái.

En lo que se refiere al sector del entretenimiento, el mercado chino es de los más importantes para Disney, tanto que a algunas cintas del Universo Cinematográfico Marvel se le han agregado escenas exclusivas para China (como Iron Man 3) o se ha cambiado el origen de los personajes para no molestar al gobierno (Doctor Strange).