¿Por qué los profesionales que trabajan para marcas tecnológicas están tan estresados?

A menudo trascienden noticias sobre el nivel de estrés que manejan los profesionales y directivos que trabajan en industrias tecnológicas, siendo la precisión casi quirúrgica en sus labores lo estresante, así como la presión que tienen por mantener una vida equilibrada entre la familia y el trabajo.

Un análisis de Health IT Streets Report destacó que el 55 por ciento de los profesionales que laboran en firmas tecnológicas está “constantemente estresado”, e incluso un 38 por ciento calificó su intensidad de estrés como alta o extremadamente alta, mientras que un 45 por ciento refirió que su estrés se produce de “forma recurrente”. El análisis recomienda a profesionales de marcas tecnológicas manejar el problema de las siguientes formas:

Identificar la raíz del problema. El estrés de un trabajo de este tipo no es un estrés cotidiano, ya que errores como en sitios web, cambios del sistema, los contantes cambios ante errores, provoca que haya rotación de personal porque las compañías continúen en un sitio temprano de vida y no crezcan, aunado a que muchos laboran en esquemas de subcontratación. Además, la filosofía de estas compañías es la exactitud, por lo que “no perdonan errores” o no brindan segundas oportunidades.

Los signos de estrés. Según el análisis, cuando hay estrés, los empleados no lo manifiestan, como si lo mantuvieran embotellados y el estrés continúa creciendo, al tiempo que la productividad y motivación disminuye, por lo que lo importante sería que los empleadores reconocieran cuando los empleado están estresados.

Gestión del estrés. Si las jornadas laborales no permiten estar desestresados, los líderes o jefes deben tener un papel importante para disminuir la tensión, además que la relación CEO-empleado debe estar basada en la confianza.

Entre las recomendaciones se destaca el brindar confianza a los empleados, dar libertad y brindad una visión menos estresada de la compañía o marca, partiendo de un ambiente laboral flexible donde los profesionales son personas inteligentes, quienes optimizan sus objetivos personales y de la empresa.