x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

¿Por qué las marcas deberían apostar por las estrategias de ecommerce omnicanal a futuro?

Si el pasado fue dominado por el retail físico y en la pandemia impera lo digital, el futuro de las ventas está en la estrategia omnicanal

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
  • De acuerdo con V12, una estrategia omnicanal tiende a disparar en 91 por ciento la tasa de retención de clientes

  • El 35 por ciento de los usuarios esperan contactar con el mismo representante de ventas o atención sin importar el canal 

  • Seis de cada 10 personas dicen que tienen problemas para transferir su proceso de compra o atención entre distintos canales

Muchas marcas esperan que el ecommerce haya llegado para quedarse, aún mucho después de que la pandemia se vuelva un recuerdo lejano. No solo en países como México, los sitios de comercio electrónico se están posicionando como los favoritos de los consumidores. A la vez, grandes marcas como Adidas le están apostando fuerte a estos esquemas de venta. Sin embargo, sin una estrategia omnicanal, es claro que los negocios no podrán crecer mucho.

De acuerdo con agentes como IMD, esto se debe a dos factores. Primero, la digitalización de la pandemia no irá a ningún lado. Pero, al mismo tiempo, es claro que los compradores que se dedican a consumir en línea aún quieren acudir a tiendas físicas. Una señal omnicanal que ya existía mucho tiempo antes de la crisis sanitaria. Pero no son las únicas razones. Según Bontu, hay seis beneficios adicionales para las empresas que desarrollan una estrategia de este tipo:

Las estrategias omnicanal mejoran el branding

Un elemento que aprecian enormemente los consumidores es cuando las empresas les dan la flexibilidad de comprar, pagar y recibir sus productos de la forma que más les ajuste. En este sentido, las compañías que adoptan un sistema de ecommerce y ventas a los largo de todos los canales posibles, son los que tienden a ser los preferidos del público. En especial cuando todas estas opciones están disponibles con exactamente la misma facilidad y accesibilidad.

Permite mejorar las ventas

Hoy en día, los clientes son  más exigentes que nunca. Y las personas que prefieren comprar en las tiendas digitales, acostumbrados a la inmediatez y la conveniencia, lo son aún más. En este sentido, muchos podrían abandonar algún negocio solo porque no tiene una estrategia de atención omnicanal. O bien, porque alguno de los rivales de la marca puede tratar con mayor velocidad y facilidad a los consumidores, otorgando mayor valor de negocio a los productos.


Notas relacionadas

Los 5 mayores problemas que se enfrentan en una estrategia omnicanal

Tres marcas que debes de observar si estás planeando tu estrategia de marketing omnicanal

5 Pasos para crear una estrategia Omnicanal


Omnicanal mejora el conocimiento de los clientes

Hoy en día, la información es poder. Y hay que recordar que los hábitos de los usuarios van cambiando radicalmente según las condiciones específicas de la interacción con las marcas. Muchos negocios se limitan a analizar a sus consumidores según cómo responden y se llegan a comportar en un entorno específico, sin jamás desarrollar un perfil completo. Cuando existe presencia en varios medios, se pueden recolectar más datos y desarrollar mejores bases.

Incrementar la lealtad de los clientes

De nuevo, los usuarios quieren experiencias fáciles y a su medida. Y no todas las marcas se han dado cuenta de eso todavía, lo que dificulta su capacidad para desarrollar relaciones más valiosas. Con un sistema omnicanal, es mucho más fácil cumplir con las necesidades de todos los consumidores. Y por lo tanto, es también más sencillo que se cree una relación fuerte con las audiencias que asegure que éstas sigan prefiriendo su portafolio frente al de sus rivales.

Es más productivo y eficiente lo omnicanal

Actualmente, en especial en los formatos de ecommerce, parece que la mayor parte de las marcas solo conocen los sistemas de delivery. Algo que, por temas de logística (como la última milla), puede llegar a ser complicado y caro para las marcas. Pero sistemas como pick-up, así como la consulta en digital y la compra en tienda, requieren menores gastos logísticos. En este sentido, hasta es más barato tener más opciones disponibles para todos los consumidores.

Control del inventario

Un dolor de cabeza constante entre las empresas que apenas están llegando al ecommerce es coordinar sus inventarios digitales y físicos. Muchas marcas de hecho los separan en dos, lo que limita no solo las ventas, sino el manejo de productos. Con una estrategia omnicanal, no se tendrán silos de información que afecten el rendimiento de las compañías. Todo quedará en una sola plataforma, lo que permitirá ser mucho más flexible y ágil durante cualquier venta.

Otros artículos exclusivos para suscriptores