• Viacom, A&E y AMC Networks tienen los cortos comerciales más largos de las cadenas de TV en Estados Unidos

  • Por su parte, Discovery, Disney y Fox tienen los tiempos de corte publicitario más cortos de la industria

  • Los consumidores creen que ocho minutos de anuncios por cada hora de contenido es la cantidad ideal

Varias compañías modernas sufren de un mismo problema. Como lo apunta el Financial Times,  múltiples marcas están enfocándose demasiado en complacer a sus inversionistas. Pero estos agentes priorizan los objetivos de corto plazo. Y en específico, la generación de valor en cuestión de meses. Esto, a su vez, impide que las compañías desarrollen un plan de largo plazo. Las consecuencias negativas de este enfoque pueden verse claramente en la industria de la TV.

De acuerdo con Bloomberg, las cadenas de TV tradicional están incrementando el número de anuncios que aparecen en su programación. Este cambio responde directamente a la pérdida de audiencia frente a las plataformas de streaming. Para presentar un nivel de ingresos similar a los inversionistas, deben incrementar la cantidad de espacios publicitarios que se venden.

El problema de la TV tradicional

Todos los medios de comunicación tradicionales están sufriendo por mantener sus ingresos publicitarios. Sin embargo, no todos están abordando el reto de igual manera. Varios imperios de TV y radio en Europa se han visto forzados a cambiar y diversificar sus modelos publicitarios para sobrevivir al éxodo de anunciantes. Otros conglomerados han decidido “unirse al enemigo”. Algunos incluso ya hasta son una amenaza para las plataformas digitales.

Al abordar el éxodo de anunciantes poniendo más cortes comerciales, la TV está generando el mismo fenómeno que ocasionó la pérdida de audiencia en primer lugar. Según Deloitte, a los 16 minutos de comerciales por cada hora, los consumidores simplemente deciden contratar servicios de streaming. Y ya desde 2018, Variety proponía que los cortes comerciales ya estaban colmando la paciencia de los usuarios.

La mayor barrera que deben superar los negocios de TV a futuro es aprender a balancear entre los objetivos a corto y largo plazo. Cuando las marcas consiguen resultados para inversores, pueden acceder a una mayor cantidad de capital para proyectos productivos. Pero sin un enfoque a largo plazo, no se puede crear un negocio sustentable. Sin un equilibrio entre ambas visiones, las cadenas tradicionales bien pueden empezar a ceder su negocio al streaming.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.