Por la crisis, la Argentina es un gran destino turísico low cost del mundo

La devaluación del peso convirtió a la Argentina en uno de los destinos más interesantes: combina gran oferta turística con bajos precios.

  • Crece el números de visitantes extranjeros en la Argentina, mientras baja el turismo emisor.

  • La causa: la depreciación del peso, que vuelve al país más barato para el que llega con dólares.

  • La crisis no cede: este año se espera una inflación mayor al 40%.

El arribo de turistas extranjeros a la Argentina creció un 23,1 por ciento en el primer trimestre de 2019, respecto del mismo periodo del año pasado.

Los datos, dados a conocer por el organismo oficial que se encarga de las estadísticas en el país (Indec), dicen que llegaron 839.700 turistas en los primeros tres meses del año.

De acuerdo con la encuesta de turismo internacional (ETI), la gran mayoría llegó por vía aérea, y a Buenos Aires.

En cuanto a los países desde los que llegaron: encabeza el continente europeo, desde donde provino el 26,3 por ciento de las personas, en segundo lugar Brasil, con 22,5 por ciento, y en el tercer puesto se ubicó el bloque Estados Unidos-Canadá, con un 15 por ciento.

Según el Indec, la estadía promedio de los turistas extranjeros fue de 14 noches. Los que más se quedaron, los europeos: 20 noches. El gasto promedio: US$ 75,6 por día.

La crisis, la causa

El “boom” de turistas no es casual. En poco más de un año, el valor del dólar aumentó el 125 por ciento. De los 20 pesos argentinos a los que se vendía en abril de 2018, pasó a 45 en mayo de 2019. Y sigue en suba.

En paralelo, si bien la inflación creció (más del 50 por ciento), la ventaja comparativa para los que llegan al país con dólares o euros es más que interesante.

Es decir, la crisis complica seriamente a los argentinos por el retroceso del salario real, pero beneficia a los visitantes.

Imagen: Bigstock

“En Buenos Aires, la depreciación de la moneda hizo perder el poder adquisitivo de los argentinos, pero los turistas se frotan las manos, con vacaciones mucho más baratas de lo previsto”, publicaba AFP sobre el aumento de visitantes.

Las ventajas de los turistas que llegan se contrapone con los argentinos que quieren viajar al extranjero y ven que la salida del país les costará el doble.

En números: las salidas de residentes argentinos al exterior, en tanto, registró un descenso interanual de 15,1% en marzo.

“Normalmente, marzo suele ser el segundo mes con mayor cantidad de viajes al exterior. Los argentinos realizaron 69.000 viajes menos que el año pasado y 23.000 menos que hace dos años”, dijeron los economistas Nadin Argañaraz y Bruno Panighel en un informe.

“La caída de viajes al exterior, causada por la suba del tipo de cambio es significativa a tal punto que la Argentina puede volver a tener algunos meses con flujo positivo de turistas en los próximos meses, hecho que solo sucedió una vez en los últimos cuatro años”, dijeron los expertos, que pertenecen al Instituto Argentino de Análisis Fiscal, Iaraf.

Buenos Aires se ha convertido en un excelente lugar para hacer compras baratas. Bigstock