CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Por esta razón Heineken, Televisa, y Walmart están lanzando sus propios servicios de telefonía

A lo largo de los últimos meses, múltiples compañías con poca o nula relación con este sector han empezado a lanzar planes de telefonía para consumidores

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
  • Heineken ofrecería sus servicios de telefonía a través de su cadena de autoservicios, Six

  • Por otro lado, Televisa pretende ofrecer este paquete mediante la marca Izzi, de contenidos de TV 

  • Walmart en cambio quiere expandir las posibilidades de negocio de su prometedor programa BAIT

Hace algunas horas se informó que Heineken iba a lanzar su propio servicio de telefonía. Por más fuera de lo común que sea esta noticia, no es ni de cerca un caso aislado. A finales de mayo pasado, Televisa dijo que empezaría a vender su propio plan de bajo costo para poder rivalizar con el cuasi-monopolio de Carlos Slim en México. Y solo un poco después de eso, Walmart, a través de Bodega Aurrerá, estaba preparándose para lanzarse en este mercado.

Incluso se puede hablar de marcas como Oxxo, a pesar que su negocio no es del total agrado de la Profeco. O bien de Zoom, con su unidad Phone que, aunque realmente no es telefonía como se entiende tradicionalmente, sigue esta misma tendencia. Muchas marcas decidieron que es un buen negocio jugar a ser telecoms y darle a los consumidores la oportunidad de comunicarse a través de su plataforma. La pregunta importante en este sentido es: ¿Por qué?

Las cifras del mercado de la telefonía móvil en México

Primero hay que reconocer que, al menos en el caso específico del país, se trata de un sector muy atractivo a donde expandirse. A lo largo de 2019, en datos de The CIU, la telefonía móvil generó ingresos por 293 mil 653 millones de pesos (mdp). Una cifra gigantesca por sí misma, pero que es todavía más sorprendente si se le compara con el pasado. Frente al nivel de 2018, implica un crecimiento anual de 4.7 por ciento sin altibajos importantes trimestre a trimestre.


Notas relacionadas


También hay que considerar el sector específico de la telefonía fija. En datos de Statista, para el cuarto trimestre de 2018 se registraban ingresos de 51 mil 700 mdp en todo el país. Cierto, se puede notar una tendencia a la baja con respecto al trimestre anterior. Y con el crecimiento de los dispositivos y la comunicación móvil, se puede esperar que entre esa fecha y ahora, las cifras hayan caído todavía más. De todas formas, es una cifra que no es nada despreciable.

Con estos números, se podría estimar que el mercado de la telefonía en México, tanto fija como móvil, representa un mercado de probablemente poco menos de 500 mil mdp anuales. Uno que está mayoritariamente bajo el control de Carlos Slim y América Móvil. En ese sentido, hay un gran incentivo económico para que otras marcas decidan entrar a la lucha y busquen llevarse un pedazo del pastel. Pero hay un razón todavía más poderosa para entrar al sector.

Una ventaja competitiva que no se puede despreciar

Que un mercado sea atractivo no significa que a cualquier marca le va a llamar la atención entrar ahí. Tal vez la manufactura de vehículos eléctricos sea una industria que va a explotar en el futuro. Pero eso no significa que, por decir una marca, Amazon va a expandirse a ese sector. Debe de existir una buena razón que haga sentido con el resto de las unidades de negocio de la empresa. Eso aplica en la telefonía y podría explicar las decisiones de Heineken y las otras.

¿Cuál es el principal canal de interacción entre los usuarios y las marcas? Sin lugar a dudas, son los dispositivos móviles. Ya sea mediante redes sociales, search o apps, los smartphones son el mayor punto de contacto entre el público y las empresas. Claro, la mayor parte de todos los intercambios entre compañías e individuos están mediados por software que, a su vez, usa a infraestructura de telefonía de otra institución. Es ahí donde está tal vez la clave del interés.

¿Cuántas estrategias de marketing podrían realizar Walmart, Heineken y Televisa para impulsar sus demás productos si tienen su propia red de telefonía? Eso sin contar, por supuesto, los ingresos adicionales que podrían ganar de robarle parte de su dominio a América Móvil. Y a eso se pueden sumar los datos de navegación, comportamiento y ubicación que podrían llegar a obtener de este negocio. Resultaría en una ventaja competitiva difícil de comparar o replicar.

Otros artículos exclusivos para suscriptores