Por encubrir las denuncias de acoso sexual acusan a la junta directiva de la matriz de Google

empresas
Edificio de Google en Toronto

Después de una extensa investigación por parte de los abogados acusadores, la junta directiva de Alphabet, el grupo matriz de Google, acaba de ser demandado en San Francisco EE.UU. acusado de encubrir las denuncias de acoso sexual que se realizaron contra dos altos directivos en los años 2014 y 2016.

Tal como se puede leer en el documento legal, “La conducta ilícita de los directores permitió que los comportamientos sexuales indebidos proliferasen y continuasen. Así, los miembros de la junta de Alphabet sabían y facilitaban directamente el acoso y la discriminación sexual”.

Es por ello que consideran que Google dejó que sus directivos masculinos de “alto nivel, responsables de generar millones de dólares en ingresos” se vieran envueltos en comportamientos sexuales inapropiados.

Esta acusación llega varios meses después de que los medios estadounidenses dieran a conocer que Andy Rubin, creador de Android, fue protegido por Google, después de recibir la empresa tecnológica una denuncia sobre su conducta sexualmente inapropiada que tras ser investigada internamente, se calificó de creíble. La respuesta a las alegaciones de que el directivo forzó a una empleada a practicarle sexo oral en un hotel, consistió en una salida de la compañía sin escándalo en 2014 con una compensación de 90 millones de dólares.

Rubin, según la investigación de The New York Times, fue uno de los tres altos ejecutivos que protegió Google en estos pasados 10 años, tras recibir señalamientos sobre conductas sexuales inapropiadas.

Una vez conocidos los casos por la opinión publica, Sundar Pichai, consejero delegado de Google, ha declarado a los medios que durante los últimos dos años 48 trabajadores han sido despedidos de la tecnológica por su inadecuado comportamiento sexual.

Por su parte, los empleados de Google se han manifestado a finales de 2018, en contra de esta situación y reclamando que este tipo de casos no vuelvan a suceder a raíz de lo cual la compañía anunció modificaciones en su forma de reaccionar ante futuras denuncias similares, además del apoyo a las víctimas y mayores esfuerzos por lograr mayor igualdad de género en la organización. Pero aun parece que sus antiguas actuaciones le seguirán pasando factura.