CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Por demanda contra su Impossible Burger, Burger King se defiende con esta declaración

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Un consumidor vegano presentó una demanda contra la cadena de restaurantes por cocinar su Impossible Burger en la misma parrilla que las carnes regulares
  • La Impossible Burger de Burger King es producida con la ayuda de Impossible Meat, una compañía de carne sintética

  • En la página oficial de este producto, el restaurante tiene una descripción concreta sobre su método de preparación

  • Toda la demanda comenzó después que el consumidor afectado compró una de estas hamburguesas en un drive-thru de Atlanta

Hay varias razones por las que una compañía o firma puede recibir una demanda. Es posible que las compañías quieran reclamar a los gobiernos una aplicación regulatoria que les parece injusta. También es posible que algunos empleados reclamen a su organización por presuntas prácticas discriminatorias. Incluso es posible que dos empresas se vean envueltas en conflicto legal por algún plagio, el incumplimiento de un contrato o por el uso indebido de sus recursos.

Sea como sea, una demanda jamás es una buena noticia para las compañías. De acuerdo con PC&K, además del costo financiero de las indemnizaciones y de llevar a cabo el juicio mismo, puede resultar en efectos negativos a la reputación de las empresas. FindLaw afirma que se es posible que se ponga en riesgo la estabilidad financiera del negocio a corto y mediano plazo. Y según Business Daily, incluso si resulta en una victoria, los efectos pueden ser significativos.

Por esta razón, a ninguna marca le entusiasma ser parte de una demanda. Y también por esta misma razón, para la gran mayoría de las empresas la prioridad es evitar que un proceso de hecho llegue a los tribunales. Hay varias formas de evitar que escale el conflicto. Entre ellos, llegar a un acuerdo con la parte afectada. Pero hay ocasiones en las que las organizaciones solo buscan calificar todo el proceso de absurdo o innecesario. Tal como lo hace Burger King.

Una respuesta ante la controversia de su Impossible Burger

La cadena de comida rápida recibió hace un tiempo una queja de un consumidor vegano. La persona señaló que la empresa había cometido publicidad engañosa al promocionar su nueva Impossible Burger. Este producto está hecho con carne sintética a base de plantas. Pero de acuerdo con el afectado, se prepara en la misma parrilla que el resto de sus productos. Esto, a parecer del individuo, traiciona la promesa de la marca que su alimento está “libre de carne”.


Notas relacionadas


Pero la compañía no está dispuesta a dejar prosperar esta demanda. De acuerdo con The Drum, la marca cree que el reclamo de este consumidor no tiene mérito. Señala que la gente no puede asumir que sus Impossible Burger van a “satisfacer la estricta forma de veganismo” de todos sus consumidores. Asimismo, la marca apuntó que jamás prometió que se iba a preparar el producto en un ambiente libre de carne, aunque los consumidores pueden pedirlo.

¿El cliente siempre tiene la razón (incluso en una demanda)?

No es la primera vez que una marca desestima la validez de un proceso legal en su contra. Hace unas semanas Pornhub recibió la demanda de un consumidor sordo, que clamaba por subtítulos en la plataforma. El sitio para adultos dijo que, de hecho, tiene una sección especial para esta población. En septiembre pasado, un conductor inició un proceso en contra de Uber. Esto, por no querer reconocerlo a él y otros socios como piezas cruciales para su negocio.

Parece que, al menos en esta demanda, el consumidor lleva las de perder. Es cierto que en su momento se anunció la Impossible Burger como una opción libre de carne en el menú de la compañía. Sin embargo, en todo su material promocional final, Burger King fue muy claro en denotar que podría no estar a la altura de todos los estándares del veganismo. En este caso, no es tanto publicidad engañosa como una información que no quedó suficientemente clara.

A la vez, que una marca no pueda darse a entender entre sus consumidores es un problema bastante significativo. Más allá de la demanda, Burger King debería empezar a trabajar en hacer todavía más claro el tipo de mensajes que transmite a sus audiencias. No solo para que se eviten incidentes similares en el futuro. También porque podría tener consecuencias graves en sus estrategias de marketing sin no logra que el público esté consciente de lo que dice.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados