• Para agosto de 2018, la PlayStation 4 había vendido más de 30 millones de unidades desde 2015

  • De acuerdo con Statista, la unidad de negocio de Videojuegos y Redes es la más productiva de la empresa

  • En 2017, se estima que sus ventas en esta rama de actividad le significaron 17 mil 530 mdd a escala global

La industria de videojuegos actualmente tiene un entorno muy distinto al que la caracterizaba en sus inicios. Hoy, las máquinas arcade son prácticamente una reliquia del pasado. Estas formas de entretenimiento se ha trasladado al hogar y sus plataformas se han diversificado. Computadoras, móviles y consolas comparten un mercado de 115 mil millones de dólares (mdd) para 2018. Pero Nintendo, Xbox y PlayStation aún son las marcas más representativas.

Sin embargo, todavía podría pasar un largo tiempo antes que la próxima generación de estas consolas llegue a los anaqueles. Al menos, así lo parece sugerir Sony. Anteriormente reveló algunas de las características más relevantes de su próxima PlayStation. Al mismo tiempo, advirtió que no estaría lista para su lanzamiento comercial en este año. Ahora, la empresa confirmó que lo más pronto que estaría su equipo en tiendas sería abril de 2020.

Takashi Mochizuki, reportero del Wall Street Journal, publicó una serie de tweets con citas de Sony sobre su desempeño comercial. La empresa no solo detalló el rendimiento de su unidad de negocio PlayStation. Reafirmó que todavía falta, cuando menos, un año de trabajos antes del lanzamiento de su consola de nueva generación. Las fuentes apuntaron que la posibilidad de ver la nueva versión del dispositivo antes de abril de 2020 es prácticamente cero.

El camino de PlayStation hacia la próxima generación

No solo PlayStation parece tener un largo periodo de desarrollo para sus nuevos proyectos. De hecho, todos los grandes del mercado de consolas parecen trabajar en iniciativas intermedias en lo que tienen listos sus dispositivos de próxima generación. Hace unos días, Xbox publicó un anuncio para su línea de juegos One X Enhanced. Y Nintendo, además de ordeñar al máximo propuestas como Labo, está desarrollando versiones mejoradas de su Switch.

Sin embargo, PlayStation y sus rivales podrían estarse tomando demasiado tiempo para el desarrollo de sus proyectos. En estimaciones de Statista, el mercado móvil está abarcando rápidamente el segmento mayoritario de las ganancias. Y mientras los usuarios prefieren cada vez más usar smartphones y tabletas, los desarrolladores prefieren crear títulos en PC. Así, las consolas parecen ir perdiendo terreno tanto con los consumidores como con los creadores.

Eso sin contar que el streaming de videojuegos, sin consolas como intermediarias, amenaza con popularizarse. Google y su nuevo proyecto Stadia promete a los usuarios poder disfrutar títulos de PlayStation, Nintendo y Xbox sin tener que invertir en sus dispositivos. Por su parte, Apple pretende crear su propia línea de títulos exclusivos para sistemas iOS con su iniciativa Arcade. Si bien ésta última podría ser una amenaza menor, es un riesgo al fin y al cabo.

Por otro lado, podría ser positivo que PlayStation y sus rivales se estén tomando su tiempo para desarrollar sus consolas de nueva generación. Con los retos que enfrentan en el mercado, necesitan una propuesta realmente valiosa para atraer al público. A lo único que se arriesgan es que sus tiempos de desarrollo sean tan largos, que terminen por crear muchas expectativas. Y cuando éstas son tan altas, por lo general el único destino es la decepción.