Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

Pigudi Gastronómico: Medidas para surtir de alimentos al sector salud

Pigudi Gastronómico es una empresa especializada en abastecer víveres a dependencias gubernamentales, entre las que se encuentran hospitales y clínicas, tanto del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), como de PEMEX y del Sector Salud en el Valle de México y en otras entidades del centro del país.
En la actual coyuntura, marcada por la contingencia sanitaria que se vive a causa del COVID-19, las instituciones dedicadas a la salud se han tornado especialmente sensibles a cuidar las medidas de seguridad e higiene necesarias para evitar brotes de COVID-10, curar a los pacientes con este padecimiento y a que los profesionales de la salud estén, también, a salvo de posibles focos de contagios.

Las acciones que Pigudi Gastronómico ha puesto en marcha para garantizar lo anterior abarcan intervenciones para fomentar el autocuidado de todos sus colaboradores, protocolos estrictos para el traslado y abasto de alimentos, limpieza y desinfección de instalaciones y productos, procesos cuidadosos para la entrega de insumos e interacción en los hospitales, y medidas de cuidado de las familias de los colaboradores para cerrar el círculo.

Autocuidado. Los colaboradores, antes de acudir al centro de trabajo, contestan un cuestionario de rutina sobre la presencia de síntomas y se toman la temperatura. Si presentan algún síntoma respiratorio o si su temperatura corporal está por encima de los 38 grados, es necesario que lo reporten utilizando los canales directos de comunicación establecidos. En caso de presentar síntomas y estar, por tanto, impedidos para laborar, se ha garantizado el empleo y el salario completo.

Camionetas y logística de abasto. Distribución diaria de equipo de protección personal desechable, compuesto por guantes, cubrebocas y overol, así como de una careta de uso permanente que es desinfectada al inicio y al final de la jornada. Las camionetas de entrega se asignan únicamente a una persona o a una célula de trabajo, siempre compuesta por los mismos colaboradores, para tener la posibilidad de aislar la célula, en caso de contagio, sin afectar a los demás. La célula de trabajo realiza una limpieza exhaustiva del vehículo asignado antes de iniciar la jornada, así como al final de ésta. Además, el vehículo, se rosea, por dentro y por fuera, incluyendo volante, ventanas, con una solución de agua con cloro. Las caretas de uso personal y permanente se guardan dentro del vehículo de uso personalizado.

Instalaciones y productos. En cada una de las áreas de trabajo se realiza una limpieza exhaustiva cada 30 minutos con concentraciones de 10 mililitros de cloro por cada litro de agua. Además, los colaboradores tienen rutinas de lavado de manos, con agua, jabón y cepillo, siguiendo una técnica para la que recibieron capacitación, y desde luego el uso de guantes de látex. Además, se ha instruido mantener dos metros de distancia entre cada uno de los colaboradores. Finalmente, el manejo de los desechos y residuos sigue un procedimiento que consiste en rosear las bolsas con una solución desinfectante de sales cuaternarias de amonio antes de cerrar la bolsa que los contiene.

Entrega de productos e interacción en los hospitales. El área de entrega ha sido pactada con los diferentes hospitales y, en ningún caso, ocurre dentro de las instalaciones en las que hay manejo de pacientes. Los colaboradores utilizan, en todo momento, guantes de látex y usan gel antibacterial, antes y después de cualquier interacción con el personal de los hospitales. Al regresar a las instalaciones, se desechan los materiales de protección personal, siguiendo un orden riguroso para el que los colaboradores han recibido capacitación y que se repite continuamente. Solo se guarda la careta, que es lavada, desinfectada y puesta en resguardo dentro del vehículo. También se hace una desinfección del calzado.

Cuidado de la familia. Los colaboradores deben seguir un riguroso proceso de desinfección al entrar a sus domicilios, que consiste en dejar los zapatos en la entrada de la casa, en una charola con una solución desinfectante, así como quitarse la ropa, meterse a bañar, y lavar la ropa usada durante la jornada. También se ha instruido a los colaboradores que viven con adultos mayores o con personas que tienen condiciones de riesgo, como diabetes e hipertensión, dentro de sus hogares que deben mantener medidas de sana distancia incluso dentro de sus domicilios.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados