En semanas pasadas,  Animaniacs se convirtió en tendencia en redes sociales, luego de que se comenzara a retransmitir por canal 7 de Azteca.

El hecho generó especial revuelo entre los usuarios de aquellas generaciones que vivieron su infancia acompañados de esta producción animada creada por Steven Spielberg.

El beneficio para TV Azteca

Para Azteca 7, traer Animaniacs y Pinky y Cerebro a su pantalla se tradujo en un acierto que cae bien en tiempos complejos como el que ahora viven de manera general las televisoras en el país.

Luego de la incertidumbre que generó la emergencia sanitaria y la cautela que decidieron tomar los anunciantes, TV  Azteca experimentó una caída de 21 por ciento en sus ventas netas entre enero y marzo de este año.

De manera puntual, durante el periodo considerado, las ventas publicitarias de la televisora del Ajusco, se desplomaron en 26 por ciento para pasar de 2 mil 419 millones de pesos a mil 794 millo es de pesos, esto aún cuando los niveles de audiencia se mantuvieron sólidos a causa, en buena medida del confinamiento.

Para el canal, no sólo supuso un buen movimiento en la carrera por mantener e incluso incrementar sus niveles de audiencia en pleno proceso de desconfinamiento.

Como marca, uno de los canales emblemas de Azteca se ha ganado el reconocimiento y las palmas de las audiencias gracias a Animaniacs, quienes se han olvidado que el canal pertenece a Grupo Salinas, que en semanas pasadas ha estado envuelta en la polémica.

La exigencia de cancelación

Lo cierto es que ahora, Animaniacs se ha convertido nuevamente en tendencia de redes sociales, luego de que algunos usuarios han calificado su contenido como “racista y misógino” y piden que la emisión sea cancelada.

Estos reclamos se dan en medio de un momento en el que los temas raciales y de discriminación se han convertido en una de las preocupaciones más grandes para las audiencias.

A la par de estos comentarios, cientos de usuarios se han pronunciado al respecto para defender a la serie animada que fuera especialmente popular durante la década de los 90.

¿Ante audiencias de cristal?

El debate alrededor de Animacs ha puesto sobre la mesa el debate relacionado con lo que muchos usuarios y especialistas han denominado como “audiencias de cristal”, término que hace alusión a una conjunto de públicos que parecen ofenderse y hacer de casi cualquier contenido un objeto de critica ante sus ideales de inclusión, respeto y causas sociales.

En otras palabras, se tratan de públicos que parecen polarizar las luchas sociales alrededor de temas diversos como la diversidad sexual, la misoginia o el racismo.

Para las marcas y las empresas generadoras de contenido tener a la vista este fenómeno será fundamental.

Asuntos como el feminismo, racismo y bienestar, generarán opiniones encontradas de la misma manera que desde ya lo hacen aspectos tan arraigados como la religión o la política. Construir marcas que aporten al bienestar del público meta y comunicar este valor será tan complejo como necesario.

Recordemos los hallazgos de un reciente estudio firmado por 4A los cuales indican que el 67 por ciento de los responsables de mercadotecnia creen que los valores cambiantes están haciendo que las marcas se interesen más por la responsabilidad corporativa y el marketing basado en valores, al tiempo que los consumidores afirman que ven con buenos ojos a aquellas marcas que toman una postura positiva ante temas como la lucha contra el racismo, la inclusión o la igualdad.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299