Pese al éxito de Marvel en el cine, el 2017 fue un mal año para su división de cómics

Marvel Comics
Imagen: Twitter @Marvelmex

El universo cinematográfico de Marvel supera los 12 mil millones de dólares en ingresos en taquilla, mientras que las producciones de DC no superan los 4 mil millones de dólares en recaudación. Para 2014, la marca, propiedad de Disney, podría superar sus ingresos en 14 mil millones de dólares, debido al estreno de Avengers: Infinity War y Black Panther.

Sin embargo, el 2017 parece no haber sido el mejor año para la división de cómics de Marvel. De acuerdo con Hollywood Reporter, la compañía no apareció en ninguna lista de “los más vendidos”, lo cual es resultado de malas relaciones entre la marca y sus relaciones públicas fueron malas.

Concretamente, fueron cambios en políticas digitales que ocasionaron descontento entre los vendedores de cómics, porque incluían las entregas semanales códigos de descarga. Posteriormente, su editor, Axel Alonso, fue acusado por ICV2 de devaluar la contribución de los artistas.

Asimismo, el relanzamiento de X-men tuvo problemas cuando lectores notaron que los cómics ocultaron referencias políticas en el primer número “X-men: Gold”, ocasionando el despido de su representante en ese momento, Ardian Syaf.

Después de que Marvel anunciara sus términos para relanzar Marvel Legacy, varios minoristas de cómics anunciaron que no llevarían ciertos lanzamientos en protesta, por lo que consideraban expectativas poco realistas de los editores de la compañía.

Para noviembre, su editor que colaboró por más de 20 años con la compañía dejó abruptamente a Marvel para firmar con DC Entertainment, mientras que el reemplazo, CB Cebulski, admitió días después que habría defraudado a la compañía una década antes fingiendo ser un escritor japonés, pero la firma decidió no armar escándalos con su declaración.

Finalmente, de sus últimos problemas del año fue cuando “Thanos”, creador especializado de villanos de Marvel rompió relaciones con un brazo directivo, Jim Starlin, e incluso transmitió sus quejas en Facebook Live, señalando nombres y demás procesos internos, lo cual le valió un extrañamiento de la compañía, aunque no lo despidió.

Mientras tanto, Marvel Studios adelantó recientemente la cancelación de varias series, como Gwenpool, Luke Cage, America, Generation X, Hawkeye, SHe-Hulk e Iceman. Aunque tenga un gran éxito en el cine, Marvel tiene grandes retos en su división impresa, como bajas ventas, proveedores descontentos y problemas internos con sus editores, los cuales afectaron sus ventas en 2017.