El mercado evoluciona y las marcas están obligadas a hacer lo propio. Pepsi lo sabe y ahora apuesta por un nuevo diseño en sus latas para comunicar a sus consumidores su enfoque a favor de productos más saludables. 

El interés de las audiencias por productos y marcas que sean menos dañinos a la salud es creciente. Esta tendencia se ha visto especialmente marca en el terreno de las bebidas gasificadas y los refrescos.

A la búsqueda de bebidas más saludables

El Informe Alimentación Saludable 2018 presentado por EAE Business School durante octubre del año pasado indica que durante el año antepasados el consumo de refrescos regulares de cola descendió un 1 por ciento, cifra que aunque parece pequeña, significa mucho cuando consideramos que los refrescos más saludables ya representan el 48 por ciento del total de consumo de refrescos de cola en donde es constante el crecimiento de las versiones light y zero, especialmente la referencia zero sin cafeína.

El estudio apunta que “la tendencia actual del consumidor de disminuir la ingesta de azúcar ha provocado una serie de cambios en las empresas del sector y ha hecho aumentar la cuota de mercado de nuevas versiones más saludables”.

Beneficios para las grandes

Aquellas marcas que han logrado adaptase han encontrado oportunidades de crecimiento en un mercado que se dibuja especialmente saturado.

En el caso de Coca-Cola, por ejemplo, sus bebidas de soda sin azúcar impulsaron en buena medida un crecimiento de 8.3 por ciento en sus ingresos operativos netos, mismos que alcanzaron los 9 mil 510 millones de dólares al tercer trimestre del año pasado.

Por su parte, Pepsi impulsada por una mayor demanda de sus bocadillos, aguas con gas y refrescos con bajo contenido de azúcar, reportó ganancias por 5 mil 548 millones de dólares durante los primeros nueve meses del año pasado, lo que aunque supone un 2 por ciento por debajo del año anterior, supera las expectativas de los analistas gracias a un claro aumento en facturación.

En este sentido, PepsiCo aumentó sus ventas en un 3.1 por ciento, con una facturación de 46 mil 521 millones de dólares. Esto se tradujo en una ganancia para la empresa en Wall Street de 2 mil 100 millones de dólares o 1.49 dólares por acción entre julio y septiembre de 2019.

Un nuevo diseño

Con miras ha seguir optimizando estas áreas de negocio, Pepsi anunció el rediseño de su presentación Zero Azúcar, mismo que se caracteriza por una lata más sorbria que busca ganar relevancia y diferenciación ante las propuestas visuales (cada vez más iguales) de sus competidores.

De acuerdo con detalles entregados por la propia compañía, el nuevo diseño se caracteriza por ser minimalista con base en color negro mate recortado que busca ilustrar la “pureza” del producto al ser libre de azúcar.

El logo de la marca destaca sobre el fondo obscuro, mismo que se acompaña con una pestaña metálica (útil para abrir la lata) también en color negro que busca expresar el carácter “sin complejos” de este refresco.

Es importante enconar que el rediseño de la lata es parte de una nueva campaña de Pepsi conocida como “America Wins Zero” la cual fue lanzada en vísperas de la edición LIV de la Super Bowl, la popular final de la liga de fútbol americano.

Si bien este movimiento se trata de una acción que busca relevancia para la marca durante el Gran Tazón, será interesante reconocer si el cambio en el diseño consigue conquistar la mira y atención de los consumidores, pero aún más importante, si logra transmitir los valores con los que la empresa busca que su producto sin azúcar sea asociado. El consumidores será quien tendrá la última palabra.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299