A partir de 2019, todos los modelos nuevos de Volvo tendrán motor eléctrico

Volvo quiere ganar mercado chino, ya que el país asiático comprará 7 millones de autos eléctricos para 2025

Volvo
Imagen: Bigstock

Durante el primer semestre de 2017, Volvo incrementó sus ganancias en un 21.2 por ciento, elevando sus ingresos a 12 mil 055 millones de dólares, y se prevé que el 2017 sea el cuarto año de ganancias de la armadora, debido al crecimiento de la marca en algunos países de Europa, Oriente Medio y África.

Si bien la compañía no es un jugador destacado dentro de la industria de los autos eléctricos y autónomos, Volvo es parte de las pruebas con autos autónomos de Uber. Ahora, la armadora reveló que a partir de 2019 todos sus modelos nuevos saldrán de fábrica con un motor eléctrico.

Si bien los autos eléctricos representan menos del 1 por ciento de ventas en Estados Unidos, su mercado más fuerte, Tesla cerrará 2017 vendiendo 20 mil unidades tan solo en diciembre, pero Volvo, cuya eslogan clásico es “los autos más seguros del mundo” busca aprovechar la apertura hacia el mercado, ya que ese tipo de vehículos crecieron sus ventas en un 37 por ciento en 2016, pero el mercado potencial es China, donde se prevé que se vendan 3 millones de unidades eléctricas en 2020 y 7 millones para 2025.

De acuerdo con el gerente general de Volvo, Hakan Samuelsson, “el anuncio marca el final del único motor propulsado por un motor de combustión”, no obstante, la compañía no dejará de vender vehículos diesel y de gasolina de forma inmediata, ya que la firma continuará con el ciclo de producción industrial por siete años más.

Concretamente, entre 2019 y 2021, Volvo lanzará cinco vehículos 100 por ciento eléctricos, tres modelos de la marca y dos más de Polestar, su marca premium, mientras que el resto de los modelos serán plugs-ins híbridos o híbridos que generen energía desde el frenado.

Al igual que Tesla, Volvo lanzó su anuncio para conquistar el mercado chino, ya que los consumidores del país asiático representaron casi la mitad de las ventas globales de autos eléctricos en 2016, y se prevé que incrementen la participación en el mercado de esos autos en 2 por ciento este 2017.

Una de las razones por las que China está incrementando la compra de autos eléctricos es porque los compradores obtienen beneficios fiscales como exenciones de impuestos y acceso a carriles especiales, mientras que en 2017 instaló más de 100 mil estaciones de carga, además de las 150 mil instaladas, en comparación con Estados Unidos, quienes tienen 40 mil puntos de venta y 16 mil estaciones.

Asimismo, Volkswagen es otra compañía que busca entrar de lleno a la batalla por los autos eléctricos, ya que introducirá 30 vehículos eléctricos para 2025, no obstante, Volvo es la que parece ir más adelantada, después de Tesla.