Participación de empresas de telecomunicaciones en México

La injerencia que tienen las Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs), en el quehacer del sector público, la integración con los proveedores de telecomunicaciones, el empleo de nuevas herramientas, cada vez es más relevante.

En las últimas décadas, las compras públicas de telecomunicaciones han representado un poderoso instrumento de desarrollo económico y de transformación de los mercados a nivel internacional.

Asimismo, la injerencia que tienen las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TICs), en el quehacer del sector público, la integración con los proveedores de telecomunicaciones, el empleo de nuevas herramientas para la operación en general y el comercio electrónico, cada vez es más relevante.

La Asociación de Internet (AMIPCI) se ha dado a la tarea de reunir y analizar las compras que realiza el gobierno mexicano para la adquisición de bienes y servicios de este tipo con la finalidad de formular nuevas estrategias que promuevan la competencia entre la industria y que al mismo tiempo fortalezcan el entramado organizacional del gobierno para afianzar la inserción de México en la Sociedad de la Información y del Conocimiento (SIC).

Asimismo, la Administración Pública Federal debe comprometerse a impulsar un cambio significativo hacia mejorar y ampliar los lineamientos vigentes sobre los procesos en materia de adquisiciones de TIC.

En México, la compañía América Móvil es la que tiene más participación contratada por el gobierno federal con 45 por ciento; seguido de Televisa con 23 por ciento; y en tercera posición Axtel con 16 por ciento; pisándole los talones está AT&T (12 por ciento); finalmente, Grupo Salinas y Microsoft con 2 por ciento cada uno respectivamente.

Por último, las contrataciones únicas del gobierno mexicano en TICs durante 2013-2017, en televisores digitales, fue de 28 mil 304.7 millones de dólares; la adquisición de tabletas 3 mil 053.63 millones de dólares; y la solicitud integral de enlace y monitoreo de seguridad y videovigilancia urbana 5mil 793.35 millones de dólares.