• Hace unos meses, se presentó una exposición interactiva de Seinfeld en Nueva York por su 30 aniversario

  • Según The Motley Fool, Netflix tiene una penetración del 87 por ciento en el mercado del streaming americano

  • En cifras de Statista, el crecimiento de esta industria sería de solo 0.7 por ciento para 2023

Dentro de la industria del streaming, la competencia se ve que será más intensa en el transcurso de las próximas semanas. NBC Universal reveló oficialmente el nombre de su propia plataforma, Peacock. Por su parte, Roku se ha posicionado como el verdadero rival a vencer, al menos para empresas como Apple, Google y Amazon. Mientras tanto, algunos agentes como Netflix están redoblando su inversión para ganarse al Hollywood tradicional.

Las expectativas son altas para toda la industria del streaming. De acuerdo con Grand View Research, el mercado global debería valer 124 mil 570 millones de dólares (mdd) para finales de 2025. La cifra podría parecer enorme, pero dada la gran cantidad de agentes que se perfilan para competir por la dominancia, podría no ser suficiente para mantenerlos a todos. Eso sin contar que, según Deloitte, en promedio las personas solo contratan tres servicios.

Así pues, se trata de una verdadera pelea a muerte. No solo por la preferencia de los consumidores, sino también para capturar los diferentes canales de ingresos. La pela que se está gestando en la industria del streaming, de cualquier manera que se vea, se está perfilando a ser decidida por un factor crucial. ¿Qué plataforma tendrá los contenidos, películas y series más atractivas? Una parte crucial de esta pregunta está en las licencias de distribución.

Una mínima victoria para Netflix en streaming

De acuerdo con Bloomberg, la mala racha de la líder de la industria en licencias para contenido ajeno parece haber llegado a su fin. Netflix acaba de conseguir los permisos de transmisión para la serie Seinfeld. A través de un tweet, la plataforma informó que tendrá disponibles los 180 episodios de la icónica serie, a escala global, a partir de 2021. No se reveló cuánto dinero se pagaron por los derechos, pero habría sido mucho más de 150 mdd.

Sin embargo, no todas son buenas noticias para Netflix. La plataforma de streaming ya había perdido los derechos de Friends ante la insistencia de AT&T y WarnerMedia. Ahora HBO Max, el servicio propiedad de sus rivales, también acaba de conseguir los permisos de transmisión para The Big Bang Theory. De acuerdo con Adweek, estarían disponibles a partir de 2020 en este sitio, para desgracia de Amazon; la empresa que anteriormente tenía la serie en su poder.

Contenidos propios vs externos

Esta pelea por series y TV atractivas para la audiencia no se limita a productos ya establecidos. Las plataformas de streaming incluso están peleando por personas e ideas. HBO anunció hace unos días que tiene la intención de continuar con el éxito de Game of Thrones. Por su parte, Apple fue rechazado brutalmente por JJ Abrams, quien prefirió un cheque más pequeño de WarnerMedia que trabajar para el proyecto de Tim Cook y su equipo, el TV+.

Lo que llama la atención de las subastas de Seinfeld y The Big Bang Theory es la relación entre las plataformas de streaming y estos contenidos populares. Por supuesto, hay iniciativas originales muy populares, como Handmaid’s Tale de Hulu y Stranger Things de Netflix. Pero todo parece indicar que el mayor atractivo que se dan a sí mismas estas plataformas, es el tener bajo su control los programas y películas de culto. Algo que no es bueno a largo plazo.

Casos como Friends revelan que las plataformas de streaming, en especial Netflix (en su papel como una empresa que nació como tecnológica, sin el respaldo de una productora) no pueden seguir confiando de estos productos. Si van a seguir con la apuesta del contenido original, deberían apostarle todo lo posible. No desgastar sus recursos en subastas que solo enriquecen a sus rivales. Para ganar, se necesita un acercamiento mucho más temerario.