¿Para qué el Social Selling?

El social selling permite a las personas de marketing y, por ende, a los departamentos de ventas adquirir y cuidar prospectos a largo plazo

Probablemente ya estés familiarizado con este concepto en tendencia, pero probablemente no tienes aún muy claro qué es el social selling

NO es lo mismo que social marketing

NO es lo mismo que media advertising

Realmente, el social selling permite a las personas de marketing y, por ende, a los departamentos de ventas adquirir y cuidar prospectos a largo plazo, estableciendo relaciones sólidas a través de networking estratégico y de crear mayor rapport.

Actualmente, es recomendable integrar este importante concepto a tu funnel de marketing, tomando en cuenta que es el arte de utilizar las redes sociales adecuadas para conectar, entender y nutrir prospectos de ventas, hoy conocidos como los famosos leads.

Es una forma innovadora de desarrollar relaciones de valor y robustas para una marca y eso se logra generando y compartiendo contenidos interesantes, vigentes, congruentes, reales y sustentados. Recordemos que en estas épocas el “dar” es clave sustancial y eso no implica solamente recursos; es altamente apreciado contribuir con temas, argumento y opiniones que generen un sano diálogo con aquellas marcas y personas que armonizan contigo como líder de opinión o con una marca.

Y como todo, el principio puede ser la parte relativamente “fácil”, el reto es darle el seguimiento debido. Como toda relación humana, se necesita constancia, buena comunicación y esfuerzo bilateral para que funcione y para que sea de beneficio para todas las partes involucradas; como apasionada en practicas estratégicas de relaciones públicas, lo compruebo a lo largo de los años. La base es la misma, lo que cambian son las herramientas y los medios.

Existen grupos en las redes sociales en donde uno puede elegir participar en la conversación y eso implica hablar y escuchar; es clave entender que el espacio es para todos y no se trata de sobresaturar o imponer. El desafío es encontrar un equilibrio para lograr que nuestros mensajes aporten y no molesten; obviamente, existen audiencias de “mecha corta” como se dice coloquialmente, que se pueden irritar fácilmente, por ello, la importancia de investigar, filtrar y depurar los contactos con el objetivo de lograr relaciones positivas; aquellas que se atreven a hacer y a recibir críticas constructivas, con base en el respeto y la tolerancia, aquellas que jamás llegan a herir o dañar.

Finalmente, como claramente dice el dicho “mantente alejado de las personas negativas porque tienen un problema para cada solución”. El desafío que tenemos hoy es poder aplicar esta filosofía de manera práctica a cada uno de nuestros mundos digitales.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299

Compartir
Artículo anteriorLa población adulta llama la atención de los negocios
Artículo siguienteCancelaciones de eventos se extienden a 2021
Experta en Marketing y PR para campañas dirigidas a niños y familias. Además, Compositora, Escritora, Lic. En. Ciencias de la Comunicación, Maestra en Masters in Internet Business, Emprendedora, Humanista. En 2014 fundó la agencia de Comunicación Creativa y Relaciones Públicas “Lizette Weber”, conformada por talentos multidisciplinarios que se especializan en la generación y producción de contenido, difusión, eventos, entrenamiento de medios y public speaking, campañas ganar-ganar, al igual que Lizette, son apasionadas de las campañas de Responsabilidad Social