Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

Para lidiar con la crisis de los semiconductores, Hyundai tiene nuevo plan maestro: Esto hará

La estrategia de Hyundai es muy similar a la que están considerando otros agentes ante la falta global y extendida de estos componentes
  • La crisis de los semiconductores se originó de varios factores que impactaron al mismo tiempo

  • Esto incluye tanto la pandemia de COVID-19 como un par de incendios, la guerra comercial China-EEUU y la alta demanda de tecnología en 2020

  • Hyundai, antes que otras empresas automotrices, empezó a guardar chips y semiconductores, previendo estos problemas

Una de las más grandes empresas de vehículos del mundo, Hyundai, está tomándose más en serio la crisis de los semiconductores. De acuerdo con Reuters, la automotriz estaría llevando a cabo reuniones con varias compañías de chips en Corea del Sur. Lo anterior no fue dado a conocer directamente por la marca, sino por fuentes de la agencia de noticias cercanos a las negociaciones. Específicamente, quieren trasladar la manufactura de componentes a su país.

Específicamente, representantes de Hyundai se están reuniendo con compañías “fabless”, o sin fábricas, que diseñan los chips que usa la marca y encargan su manufactura a alguien más.  La idea de la automotriz es que estas empresas locales se encarguen del diseño de este tipo de componentes. Potencialmente, éstas tecnológicas también podrían encargar la producción misma a instalaciones dentro de Corea del Sur. Sin embargo, hay algunas fallas en este plan.

Según expertos consultados por Reuters, la tecnología disponible en Corea del Sur para poder fabricar semiconductores aún está detrás de la disponible en Países Bajos y Japón. Se estima que el desarrollo de expertice para diseñar este tipo de chips podría tomar entre cuatro y cinco años. En un statement a la agencia, la unidad de partes de Hyundai dijo que siempre analizan nuevas formas de mejorar su suministro. Pero afirmó que ahora no tienen planes específicos.

Una idea común

Hyundai no es la única empresa que está pensando mover sus cadenas de suministro de tal forma que se reduzca su dependencia en agentes extranjeros. De acuerdo con LightReading, TSMC, una de las grandes productoras de semiconductores en el mundo, está pensando el abrir nuevas instalaciones fuera de su natal Taiwán. Entre las propuestas, está abrir una fábrica en Japón, así como otra en Corea del Sur. Y muchos agentes están de acuerdo con esta idea.


Notas relacionadas

El futuro es ahora, viejo: Hyundai lanzaría sus coches voladores tres años antes de lo esperado

Hyundai apuesta por los eléctricos: invierte 7,400 millones en EU ¿suficiente para vencer a los rivales?

Experiencia omnicanal obliga a Hyundai a hacer un rediseño de su sitio web en México


De acuerdo con AdPro, las complicadas cadenas de suministro que se pusieron en jaque con la COVID-19 (y la guerra comercial entre Pekín y Washington) serían cosa del pasado. Muchas marcas están pensando, como Hyundai, localizar la producción de sus suministros. Tal vez no en su país de origen, pero sí en naciones más cercanas al lugar donde estos componentes se van a usar y vender. Incluso se prevén que los inventarios de emergencia sean más grandes.

Pero hay desafíos importantes con este tipo de planes, y no solo los que se ha encontrado Hyundai hasta ahora. Según UP&R, además de la falta de infraestructura y talento, hay un alto costo asociado con abrir instalaciones de producción en lugares donde antes no había. Y no solo en la construcción misma del edificio, sino también en lo que se refiere a equipo y el pago de salarios. A eso hay que sumar posibles disputas legales por la renegociación de contratos.

¿Qué otra opción le queda a Hyundai (y compañía)?

Por desgracia para las automotrices, realmente no parece haber solución a la vista fuera de hacer lo posible para que esta crisis de suministros no se repita nunca más. Muchas marcas, entre ellas Tata Motors, han dicho que sus problemas de rendimiento y producción no se van a resolver probablemente en lo que resta del año. Hyundai fue una de las pocas que tomó varias precauciones con tiempo, pero hasta a la surcoreana se le empieza a acabar su gran reserva.

Y en el corto plazo, la única solución posible ha sido reducir las actividades productivas de las marcas de forma temporal. Por ejemplo, Volkswagen tuvo que detener sus fábricas en México para el famoso Jetta en febrero pasado. Esta decisión está en línea con otras que ha tenido que tomar ocasionalmente para Brasil, Canadá y Estados Unidos (EEUU). La lógica es solo detener los trabajos en lo que llegan más componentes, para no gastar tiempo y energía. 

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados