En vísperas de uno de los procesos electorales más importantes para México, uno de los temas que pone en riesgo la democracia así como la libre y crítica elección son las fake news. Este fenómeno ya ha demostrado en otros procesos de elección que tiene la capacidad de incidir de manera importante en las decisiones de los votantes y, aunque estos ejemplo se han dado en países con un grado más elevado de adopción de nuevas tecnologías, México no será ajeno a esta realidad.

Basta con recordar que, según la Asociación de Internet.mx, que para 6 de cada 10 mexicanos las nuevas tecnologías y herramientas derivadas de internet los acerca a los procesos democráticos en México.

El importancia que los votantes mexicanos dan a los espacios digitales está acompañado de una aparente conciencia clara sobre las noticias falsas; es decir, los votantes en el país se dicen conscientes del poder de influencia que las fake news pueden tener en procesos tan importantes como las elecciones presidenciales.

Así lo refieren los resultados del capítulo México de la 18va edición del Edelman Trust Barometer (ETB) 2018, mismos que indican que el 80 por ciento de los mexicanos califican la difusión de noticias falsas a través de medios de comunicación como un “arma” para incluir en la toma de las decisiones.

 De acuerdo con el Departamento de Investigación de Merca2.0, el 50 por ciento de los mexicanos reconoce que la proliferación de las noticias falsas en internet va al alza, por lo que buscan un medio que les de confianza en la información que ofrece.

De hecho, de los 28 países en los que se elaboró este estudio, México fue el país en el que los entrevistados mayor nivel de inquietud señalaron ante la fake news.

El reclamo es directo y contundente hacia los medios de comunicación. El 77 por ciento de los encuestados consideró que estas instituciones están más preocupados por incrementar sus audiencias que por reportar hechos reales, 74 por ciento afirma que los medios sacrifican presión informativa por ser los primeros en dar a conocer una noticia y 71 por ciento creen que los medios tienen preferencia por apoyar una postura política.

Mantener su negocio exigirá a los medios de comunicación refrendar su valor como fuentes noticiosas y de información veraz, en donde implementar prácticas de evangelización será un paso vital en este proceso, toda vez que el 76 por ciento de los mexicanos reconoce que no sabe diferenciar el periodismo correcto de las noticias falsas.