Packaging y marketing, una vieja relación de trabajo

Las emociones tienen importancia relevante en el consumo ¿Qué está más cerca de la cartera, el corazón o el cerebro? Pues el corazón, entonces las emociones imprimen factores interesantes que conllevan a la estipulación de los elementos que conlleven al análisis de estrategias cerebrales.

1- Funcional lógica y analítica.
2- Emocional
3- Sobrevivencia y la protección

Todas las marcas buscan ser el número uno, entender la categoría y las ventajas de una plataforma de imagen lo que nos hace entender 4 puntos con suma relevancia en el contexto empresarial el buen diseño de un empaque.

1.- Consistencia de los mensajes
2.- Fenómenos culturales
3.- Poder extenderse
4.- Marcas más rentables

¿Los empaques hablan? Comunican muchas cosas generando información, sin embargo la creatividad en el diseño ha llevado a maneras indescriptibles la generación evolutiva ante la innovación en el empaque fusionado con los avances tecnológicos.

Hoy en día, además de dichos fines, los empaques representan una estrategia de mercadotecnia apoyada en el diseño, ya que el “packaging” no sólo consta de la materia de la cual está hecho y la tecnología con que cuenta para preservar su contenido, más allá destacan su diseño e imagen.

A su vez, la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador señala cinco elementos clave de un empaque:

1. Debe incluir un manejo claro y peculiar de la tipografía.
2. Debe ser un diseño cautivante para su público objetivo.
3. Debe tener un pensamiento en la ingeniería de su empaque.
4. Debe tener una disposición jerárquica de la información.
5. Debe comunicar el “equity” de la marca, es decir, lo que una marca significa para un consumidor.

El mercadólogo o creativo de la publicidad debe tener en mente que el empaque apoya y respalda la estrategia de mercadotecnia al comunicar en punto de venta los beneficios distintivos del producto.
Para lograr que un producto sobresalga de la competencia en el punto de venta es necesario un buen diseño con la combinación de colores adecuada y un tamaño de letras que lo diferencien de los demás, para que el consumidor lo identifique desde lejos.