• Los CMO en las industrias retail y direct-to-consumer son los que menos duran en su puesto, 3.6 años promedio

  • Por otro lado, las compañías de finanzas son las que más tiempo conservan a sus directores de marketing, 5.1 años

  • El promedio de tiempo de estos expertos en su puesto es de 4.1 años, poco más de la mitad que el promedio de CEO

Entre las posiciones más importantes dentro de una marca, está el del CMO. Estos expertos no solo permiten darle forma a la estrategia de mercadotecnia de las compañías. También son indispensables para ayudar a establecer una cultura más innovadora dentro de las empresas. Eso sin contar que, a través de su rol, se esta gestando un cambio social que trasciende los límites de los negocios e instituciones. Así pues, toda organización requiere un líder en el área.

Lo anterior no significa que no sea un rol difícil. De acuerdo con Gartner, los CMO deben lidiar con presupuestos estancados a pesar de los crecientes retos de marketing que necesitan resolver. A la vez, en cifras de Think Growth, tienen el “honor” de tener la mayor tasa de rotación entre las posiciones C-suite. Pero estos retos tienen sus beneficios a largo plazo. Según Adobe, 53 por ciento de las empresas creen que su CMO podría ser el próximo CEO.

De cualquier forma, es evidente que se trata de un trabajo extremadamente demandante. Si en las compañías más pequeñas puede ser u verdadero reto enfrentar estas condiciones, es lógico que sean todavía más significativas en las marcas de mayor tamaño. Esto a su vez ha provocado una verdadera fuga de talento en el nivel CMO a lo largo de todas las industrias. Y todo parece indicar que la salida de expertos de marketing no parará en ningún punto pronto.

Sale la CMO de LinkedIn

Justo la especialista Shannon Brayton es la última en sumarse a esta lista de renuncias. De acuerdo con Adweek, la CMO de LinkedIn acaba de anunciar hace algunas horas que saldrá de su posición en la plataforma de tecnología. En una publicación desde su perfil profesional, señaló que se retirará en cuanto termine el año. Se espera que Melissa Selcher, vicepresidente de marketing de marca y comunicaciones, la reemplace en cuanto salga del escenario.

Brayton entró a LinkedIn desde septiembre de 2010, y desde hace más de nueve años que sostiene el puesto de CMO. En la publicación en sus redes sociales, la experta afirmó que no tiene intenciones de sumarse a otro proyecto en el corto plazo. Apuntó que se retirará por el momento de la escena del marketing para estar con su familia. Al mismo tiempo, reafirmó su agradecimiento, crecimiento y experiencia profesional en su paso por la empresa.

¿Coincidencia o signo de algo más grave?

La especialista se una a una larga serie de renuncias en la industria del marketing. En marzo, el CMO de Netflix también decidió salir de su rol, sin que se nombrara un sucesor rápidamente. Keith Weed, el director de marketing de Unilever, abandonó su puesto en diciembre pasado, antes de sumarse al equipo de WPP. También Uber dejó vacante el puesto en junio y se ha negado a restaurar la posición desde entonces. La tendencia incluso se nota desde 2017.

Es difícil pensar que se trata de una coincidencia. Es evidente que hay algo en el entorno que está forzando a los CMO a rotar de sus roles y compañías con mayor rapidez que antes. Lo anterior es claro en las razones por las cuales abandonan sus puestos. Cuando su renuncia no es causa de algún escándalo interno, generalmente es para sumarse a iniciativas más alejadas de los proyectos de marketing del día a día. O bien, para pasar más tiempo con sus familias.

¿Sería tan difícil pensar que las empresas están quemando a sus CMO? Ciertamente hay cada vez más presiones para que las estrategias de marketing sean infalibles. La competencia en el entorno es cada vez más dura y la atención de los consumidores es más difícil de ganar. No es sorpresa entonces que incluso los veteranos más grandes del mercado estén sufriendo de burnout. Pero entonces, es crucial que se mejoren las condiciones de trabajo en estas áreas.