Ogilvy está detrás de la brutal campaña de Aeroméxico, que trolea a sureños de Estados Unidos

Aeroméxico lidera el mercado aéreo mexicano, junto a marcas como Volaris e Interjet.

Aeroméxico
  • Aeroméxico lidera el mercado aéreo mexicano, junto a marcas como Volaris e Interjet.

  • Las marcas han encontrado en la conversación con el consumidor, una oportunidad de interacción con campañas publicitarias que se convierten en interesantes experimentos creativos.

  • La conversación en redes sociales es hoy en día un interesante termómetro del éxito o fracaso que logran las marcas cuando activan campañas publicitarias.

Al principio decíamos que la conversación en redes sociales se convertía en un interesante medidor del éxito/fracaso que una campaña publicitaria tenía cuando era activada. Grey Nueva York y Gillette lo descubrieron esta semana con su pieza “The Best a man can get”, en donde alude a la campaña #MeToo y asegura que los hombres tienen una mejor versión de si mismos, por lo que deben de sacarla.

La campaña fracasó en redes sociales con una serie de críticas a la historia y un llamado al boicot por parte del consumidor.

Ahora Aeroméxico ha probado suerte y demostró que una buena estrategia creativa se convierte en el mejor ingrediente para lograr una respuesta positiva, luego de que publicó en su canal de Youtube y posteriormente eliminó la campaña “DNA Discounts Aeromexico”, con que trolea a sureños de Estados Unidos demostrándoles que tienen carga genética mexicana. El porcentaje lo convirtieron en un descuento con el cual podían comprar viajes a los diversos destinos en los que Aeroméxico opera vuelos entre Estados Unidos y México.

La pieza despertó la atención en redes sociales con todo tipo de comentarios, que reconocían la creatividad de la historia.

La campaña fue publicada por DHO Studios en 2018:

Esta no es la primera ocasión que una marca de la industria turística lanza una campaña basada en pruebas de ADN que descubren el origen racial de las personas.

Momodo, una plataforma online de viajes, lanzó una campaña* en 2016 en donde se pidió a 67 personas de todas partes del mundo a someterse a una prueba de ADN, para descubrir qué era el elemento en común entre ellas, a pesar de las nacionalidades con las que contaban.

Los resultados fueron demoledores al descubrir los orígenes europeos o americanos, con los que entendían que hay más elementos en común entre todos las personas en el mundo, que aspectos que los separan.

Con estas piezas creativas podemos descubrir que la creatividad es un idioma que permite a las marcas dialogar de manera exitosa con los consumidores, recurriendo a acciones que descubren las oportunidades desde las cuales estas firmas logran estar presente en la mente de estas personas, pero desde otras perspectivas. En el caso de la campaña de Aeroméxico, la polémica que hay entre el muro que debe dividir a México de Estados Unidos parecía que ya no encontraría nuevas narrativas para ser criticado, sin embargo, un ejercicio de pruebas de ADN se convirtió en la mejor respuesta de la marca a este debate que sigue activo desde la llegada de Donald Trump a la presidencia.