Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Oficialmente Uber se separa de otra marca: Nace Serve Robotics, startup de robots y delivery

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on twitter
Aunque ya no estará directamente bajo el control de Uber, Serve Robotics aún tendrá una relación con la plataforma mediante su inversión
  • Además de Postmates X, Uber también se ha desecho de la marca de Scooters Jump y su unidad de transporte de carga Freight

  • En la mayor parte de estas operaciones, las empresas que aceptaron los ex-departamentos de la app de taxis no pagaron con efectivo

  • Por el contrario, le cedieron una parte de sus acciones, convirtiéndola en una de las inversionistas y dueñas de sus negocios

En su búsqueda por salir de los números rojos, Uber continúa deshaciéndose de las unidades de negocio que no le generan ingresos. De acuerdo con TechCrunch, se completó oficialmente la salida de Postmates X, la unidad de robótica y delivery de la plataforma del mismo nombre que compró la marca en 2020. Se espera que ahora este proyecto pase a ser una empresas independiente llamada Serve Robotics, en honor al primer dispositivo que han desarrollado.

Ya desde mediados de enero que se había rumorado que la ahora startup autónoma estaba en un proceso de buscar inversionistas externos para independizarse de Uber. Como parte de esta separación, se llevó a acabo una nueva ronda de capital semilla. Si bien la compañía de Dara Khosrowshahi no fue la empresa que más dinero aportó a Serve Robotics, sí se cuenta entre sus inversionistas. No se ha completado aún esa fase de financiamiento, según la marca.

Serve Robotics será dirigida por Ali Kashani, quien también era líder del proyecto cuando aún se llamaba Postmates X. Por ahora, la startup estará radicada en San Francisco y tendrá 60 empleados repartidos en ésta y otras dos oficinas. No parece muy caro cuándo pondrá en circulación sus primeros robots de delivery. Sin embargo, los fundadores han dicho que en las próximas dos décadas, estos dispositivos serán una parte clave de la industria a nivel global.

Delivery, el negocio más fuerte de Uber

La separación de Serve Robotics llega en un punto en que la plataforma de taxis compartidos está viviendo una reconfiguración de su negocio. Desde agosto pasado, según TechCrunch, el negocio de delivery de Uber ya era un poco más grande que el de movilidad, en ingresos netos ajustados. Lo anterior no se debe solo al crecimiento de Eats en medio de la pandemia, sino también a la todavía baja demanda entre los consumidores para las soluciones de transporte.


Notas relacionadas

Para hacer más atractiva su servicio suscripción, Uber lanza nuevas características en México

¿Uber cava su tumba? Preguntó a sus conductores cómo es trabajar en la app y esto contestaron

Uber obliga a Google a eliminar una app que decía a sus conductores si estaban bien pagados 


De cualquier forma, este fenómeno podría motivar a que Uber transforme sus prioridades de negocio a futuro permanentemente. Una posibilidad que se discutía aún antes de darse a conocer el cambio de posiciones entre Eats y Ride. De acuerdo con ZDNet, sede mayo se veía que la plataforma de movilidad podría tener mejor crecimiento a largo plazo si se enfocaba en delivery y en los transportes de carga. Y en este sentido, parece un error lo de Serve Robotics.

Cabe recordar que, tanto en el segmento de movilidad como el de delivery, el mayor gasto de Uber siguen siendo sus socios conductores. No solo la mayoría de las tarifas de transporte se van a estos colaboradores externos. Además, de acuerdo con CB Insights, la plataforma gasta millones cada trimestre en marketing a potenciales aliados, incentivos y financiamiento de sus descuentos. Con los robots de Serve Robotics, podría haber reducido parte de estos gastos.

Los otros “divorcios” de la app de transporte

¿Por qué Uber se está deshaciendo entonces de Serve Robotics? Básicamente, porque está priorizando la generación de ingresos en el corto plazo. Mantener a todas estas unidades prometedoras es un costo que la compañía no está dispuesta a seguir haciendo. Hay un sinfín de ejemplos que demuestran esta intención. Por ejemplo, la marca también se deshizo de su unidad Elevate a finales del año pasado, a pesar del atractivo de los taxis aéreos en ciudades.

También se puede hablar de la separación de Uber y ATG. Ésta última era su departamento de conducción autónoma. El proyecto ahora es propiedad de Aurora, una startup especializada en coches independientes. Sin embargo, la plataforma de taxis compartidos aún tiene toda la intención de salir beneficiada de estos negocios. No hay que ver más lejos que la alianza de Toyota con Aurora y otras empresas, que beneficiará directamente a Uber cuando tenga frutos.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados