Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

Offshoring
Paco Santamaria

¿Offshoring vs. Nearshoring en 2023? El mercado lo definirá

La misma demanda y el mercado han generado diferentes caminos para que las marcas y los fabricantes logren colocar sus productos.

El comercio exterior ya no es como antes de la pandemia. La misma demanda y el mercado han generado de una forma orgánica diferentes caminos para que las marcas y los fabricantes logren colocar sus productos y materias primas para ser vendidos o que los mismos fabricantes, por la misma hambre de vender y pagar el menos precio posible, buscan nuevas formas para colocar sus semillas en la cadenas proactivas de distribución.

¿Qué es el offshoring?

Se trata de buscar proveedurías o vendors dentro de materia prima o productos terminados o para ensamblar fuera del destino del país fabricante. Muchos de los principales destinos de offshoring en este momento del siglos 21, son China, India, Turquía, Taiwan o Paquistán. Es por esto que vemos en esta terminación del 2022 una guerra comercial entre EE.UU. y China por cerrar las fronteras de Asia que contienen la mayor parte de los estados que facturaban por el offshoring. La carestía que vemos por materias primas, refacciones o productos que se fabrican en Asia es por este motivo. EE.UU. y las navieras noruegas quieren estrangular a los fabricantes o ensambladores principales de las cadenas productivas. Es una tercera guerra mundial que tiene mucho que ver con el comercio exterior y las economías de los países participantes.

Pero llegó la pandemia en 2020 y todo cambio, aunque ya existía como práctica comercial desde finales de los setenta, el nearshoring que antes se llamaba maquilar o maquiladoras, es buscar ensambladores o transferir su producción o cadena productivas a terceros proveedores que ta ayudan a generar ahorros importantes en transporte e impuestos, en otros países fuera del país que venderá el producto.

¿Qué es el nearshoring?

Es la tendencia comercial que usa terceras partes para terminar de producir lo que se vende. Es una fuerte tendencia postpandemia porque después del Covid-19 entró la guerra comercial entre EE.UU y China que es uno de los principales fabricantes de productos en este mundo. El nearshoring es una buena solución para no tener una dependencia que genere mucho más gastos de transporte y logística para traer materias primas o producto de la cadena de producción desde Asia que actualmente ha tenido un incremento entre un 100 y 120% porque la transportación cuesta mucho dinero que termina pagando el consumidor final.

Como se ven las cosas, la guerra comercial seguirá su camino y si a esto le agregamos la guerra entre Ucrania y Russia pues el cocktail se hace mucho más pesado porque le sumamos inflación, recesión, guerra europea y la guerra comercial. Lo que es verdaderamente inteligente es mover tus centros de producción y de fabricación fuera de los lugares de riesgo y acercarlos más a occidente para salvar riesgos y ganar mucho en ahorrar tiempo y dinero. Pero aun así los países maquiladores necesitarán hacer estrategias de logística astutas y traer algunos productos casi terminados de Asia y países fabricantes satélites, como India o Turquía. Como sea, lo que viene es ser estratégico en cómo vendes, dónde compras y cómo haces sinergia con tus mejores proveedores.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados

influencer pierde empleo

Por querer ser influencer, joven pierde su empleo

Hoy en día las redes sociales pueden llegar a generar una gran presión e influir incluso en la toma de decisiones tanto de empresas como de gobiernos; sin embargo, esta misma exposición puede ser perjudicial para los creadores de contenido.