¿Qué tan “buena” debe ser una oferta para comprar en el Black Friday?

En mercados como Estados Unidos, la Navidad se anticipa cada año para los minoristas. Las ventas del Día de Acción de Gracias (Thanksgiving), el Black Friday y otras ofertas de la temporada, como Ciber Monday, llegan a los consumidores, que esperan pacientemente encontrar buenas ofertas y promociones para adquirir productos.

Para evaluar sus expectativas de compras, en torno a las festividades, los compradores típicos esperan comprar este año, y analizar específicamente cómo difieren los productos de las compras promedio en el año. De ahí, se espera que la clave sean las compras digitales como el principal destino de los compradores, además de que otros planean comprar en línea más que en las tiendas.

De hecho, de acuerdo con Investopedia, el 82 por ciento de los compradores espera comprar regalos para vacaciones en línea, mientras que el 77 por ciento espera comprar regalos en tiendas físicas.

El poder de Amazon

La disponibilidad del servicio de compra en línea, con opción para recoger en la tienda no es un factor clave para los compradores: Al menos tres cuartas partes de todos los compradores esperan comprar regalos de Amazon. Comprensiblemente, esa cifra es más alta entre los miembros Prime, donde el 90 por ciento de ellos esperan comprar por medio de esta plataforma.

Esto significa que la mayoría de los compradores tienen una intensión específica al momento de hacer las compras de Black Friday. Cuando se emiten nuevas promociones, ya saben en qué tipo de espacios buscar ofertas. Dada esta opción, lo más inteligente es considerar otro tipo de ofertas por medio de diferentes espacios y negocios.

En términos del canal, la edad es otro elemento diferenciador. Mientras más grupos de compradores jóvenes hay, se registra una brecha. Sobre todo en el apartado digital/en la tienda. Esto sugiere que las tiendas físicas están perdiendo compradores que tienen un estilo de vida familiar y millennials, frente al comercio electrónico.

¿Por qué medios se compra o donde lo harán?

De acuerdo con el estudio, los encuestados tienen una opción de mayor importancia al elegir dónde comprar. La calidad de los productos se clasificó como el conductor número uno.

Los minoristas esperan luchar contra Amazon ofreciendo una colección renovada en tiendas, pero si el servicio de compra online es bajo, en términos de importancia, será un fracaso para los compradores. Más del doble de compradores dicen que la entrega gratuita es importante, y que la recolección en la tienda también lo es.

Las opciones de entrega y recolección, así como la entrega rápida, generalmente se ubican mejor entre los miembros activos de la comunidad que compra vía digital. En servicios como Amazon Prime, donde se premia la situación, el principal punto de venta que tiene este gigante de e-Commerce continúa clasificándose por debajo de factores como la calidad y el precio.

Rendimiento

Es crucial entender la diferencia entre lo que representa el sentimiento de “compras efectivas” sobre lo que ofrecen las cadenas, en su oferta de promoción de productos o servicios.

A la inversa, en realidad, los consumidores no están tan preocupados por la preferencia de compras, si no más sobre por qué lo hacen. Si terminan con un buen rendimiento al vencimiento de las ofertas, se puede hacer una equiparación de lo que sucede con su rendimiento actual, ya que las ofertas con un vencimiento más corto tienden a tener descuentos o primas más pequeñas.

La calificación otorgada a las ofertas también tiene una gran influencia para seguir mejorando los precios y ofertas. Según una estadística de Statista en Estados Unidos, hubo una tendencia hasta octubre de 2018. Los consumidores pensaban visitar diferentes tiendas como parte de su planeación para las compras del Black Friday.

De hecho, en este año el 40 por ciento de los encuestados dijo que visitará entre tres y cinco tiendas diferentes durante el tiempo de vigencia de este evento comercial.

¿Qué tan alto debe ser el descuento comprar en Black Friday?

El mismo estudio de la consultora, reveló que el 10 por ciento de los encuestados dijo que la tasa de descuento tenía que ser superior al 70 por ciento para poder adquirir algún producto o servicio.

La clasificación:

  • 3 por ciento de consumidores haría alguna transacción, en caso de ver un descuento del 10 por ciento.
  • 21 por ciento de consumidores haría alguna transacción, en caso de ver un descuento del 30 por ciento.
  • 33 por ciento de consumidores haría alguna transacción, en caso de ver un descuento del 50 por ciento en algún producto o servicio.
  • 13 por ciento de consumidores haría alguna transacción, en caso de ver un descuento del 70 por ciento (casi no hay).
  • 10 por ciento de consumidores haría alguna transacción, en caso de ver un descuento de más del 70 por ciento (casi no hay).
  • 20 por ciento de consumidores no se esperaría a encontrar una oferta para hacer una compra.

La caza de ofertas no termina

En Estados Unidos, el Black Friday ha sido rutinariamente el día de compras más intenso del año desde principios de la década de 2000. Muchos minoristas comenzaron a ofrecer descuentos y aperturas especiales, por lo que la democratización del evento se hizo presente, de manera inevitable.

Además, se tiene que hacer mención honorífica al aumento del comercio electrónico, que ha ayudado a que el concepto de descuentos se convierta en un fenómeno mundial en la última década.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299