Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Obesidad infantil: la generación con más comorbilidad en México

Si hablamos de salud pública, el sobrepeso, la obesidad infantil y las comorbilidades son limitantes para alcanzarla en México.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

De acuerdo con el artículo científico “Factores asociados a muerte en niños con Covid-19 en México” realizado por Rodolfo Rivas-Ruiz y Ivonne A. Roy García, durante el primer semestre de la pandemia se registraron 27 niños fallecidos en el país, la cifra más alta del mundo, por encima de Estados Unidos (26 niños) y Reino Unido (15 casos) y si bien muchos factores fueron estudiados como la diabetes, el asma, la inmunosupresión, hipertensión arterial, riesgo cardiovascular, una enfermedad que volvió a resonar fue la obesidad infantil y la necesidad de políticas públicas para disminuir el riesgo de más comorbilidades. Hasta ahora, se “cocinan” iniciativas para reformar la Ley General de los Derechos de las niñas, niños y adolescentes.

 

Si hablamos de salud pública, el sobrepeso y la obesidad infantil es uno de los limitantes para alcanzarla. Esta se presenta cuando los infantes tienen un sobrepeso mayor al 20 por ciento del ideal, el 20 por ciento que podría acarrear enfermedades como la diabetes, problemas circulatorios, de corazón o riñones que podrían repercutir de manera grave la calidad y esperanza de vida.

De acuerdo a la Secretaría de Salud y al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología en México, la distribución de casos y muertes por Covid-19 en México a febrero de 2021 se debieron a comorbilidades como hipertensión, obesidad, diabetes y tabaquismo.

La situación de salud en nuestro país es resultado de una cultura de poco cuidado y mala alimentación que nace en la infancia.

“1 de cada 20 niñas y niños menores de 5 años y 1 de cada 3 entre los 6 y 19 años padece sobrepeso u obesidad. Esto coloca a México entre los primeros lugares en obesidad infantil a nivel mundial”, dice Unicef México.

 

Políticas para mitigar para disminuir obesidad en niños: un problema de salud pública

En 2012, más del 70 por ciento de la población nacional presentaba sobrepeso u obesidad y el 70 por ciento de las calorías procedieron de azúcares añadidos en la dieta mexicana. Como resultado en 2014, se implementó un impuesto de 1 peso por litro a bebidas azucaradas y sus ventas se redujeron 9.7 por ciento en 2015.

El impacto más grande lo vieron los hogares más pobres, los cuales se beneficiaron con el impuesto a las bebidas azucaradas que otros sectores de la población. Y es que el impacto de las bebidas azucaradas no solo se reduce a las calorías, sino que va más allá a los impactos de desarrollar diabetes y enfermedades del corazón.

El impuesto continua creciendo, ya que se actualiza anualmente de acuerdo con la inflación acumulado. En este 2022, el aumentó del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) afectará a cigarros y bebidas saborizadas en un 7.4 por ciento.

El objetivo es seguir controlando el consumo, en 2021 el litro se encontró en 1.3036 pesos por litro y en 2022, se estableció en 1.3996 pesos por litro.

Aunque se pensaría que el impuesto afecto negativamente al desempleo de la industria de las bebidas, un estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) concluyó que el impuesto no tuvo afectaciones.

Siguiendo el camino de los últimos esfuerzos por disminuir la obesidad, el viernes 27 de marzo de 2020, la Secretaría de Economía publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la modificación a la Norma Oficial Mexicana NOM-051-SCFI/SSA1-2010, donde se estableció el etiquetado de alimentos y bebidas.

La medida hasta la fecha es visible y transparente, el consumidor puede identificar los productos asociados a sobrepeso y obesidad como: azúcares, grasas saturadas, sodio y calorías.

“El consumidor puede identificar de forma rápida, clara y veraz aquellos productos con exceso de nutrientes críticos: azúcares, grasas trans, grasas saturadas, sodio y contenido energético”, apunta el Gobierno de México en un comunicado.

 

Leer más: 

Otros artículos exclusivos para suscriptores