Una proyección de Statista estimates y Global Market Insights midió el tamaño del mercado mundial de aprendizaje en línea y descubrió el valor de cinco categorías que lo componen.

Las proyecciones son a nivel mundial y advierten que en online e-learning, se alcanzó un tamaño de 101 mil millones de dólares.

Otras categorías como Learning Management System alcanzó un valor en 2019 de 18 mil millones de dólares, mientras que categorías como mobile e-learning esta alcanzó un tamaño de 19 mil 500 millones de dólares.

En categorías como rapid e-learning, el valor alcanzó los 2 mil millones de dólares y las clases virtuales un valor de 11 mil 500 millones de dólares.

Tan buenos números son un ligero antecedente de lo que Google está haciendo al presentar certificaciones que asegura, equivalen a carreras universitarias de cuatro años.

¿Google contra las carreras de 4 años?

Las universidades tradicionales han promovido los modelo educativos de carreras de 4 años por un largo tiempo y aunque cuentan con opciones de educación a distancia, el interés por carreras que se adaptan a los nuevos hábitos donde se prioriza en mayor grado el tiempo, nos advierte de la capacidad que han encontrado ciertas marcas en desarrollar sus propias propuestas educativas.

Google por ejemplo, acaba de anunciar tres nuevas certificaciones. Una de ellas es de analista de datos, la otra es de project management y una tercera en diseño de experiencia de usuario.

Coursera es la plataforma encargada de impartir estas certificaciones que están siendo aplicadas por empleados de Google y no exigen un grado académico, lo que sin lugar a dudas está redefiniendo una de las industrias más tradicionales en el mundo: la educativa.

El hecho de que Google no exija un grado educativo, que ofrezca sus cursos de forma online y asegure que estos equivalen a una carrera universitaria de 4 años, en posiciones relacionadas dentro de su empresa, nos recuerda la declaración de multimillonarios como Bill Gates, quien aseguró que en lugar de invertir el tiempo en aprender un nuevo idioma, se invirtiera en aprender lenguaje de programación.

La sentencia de Gates es parte de los cambios que estamos viviendo y donde los modelos educativos tradicionales, parecen estar rebasados por la exigencia de las empresas, de ser estas las encargadas de capacitar.

El concepto de capacitación laboral está evolucionando y ya no se trata de simples cursos introductorios, se está convirtiendo en una alternativa al modelo educativo tradicional.

En el caso de Google, su certificación en analista de datos o narrador de datos es importante no solo por el rol que juegan hoy en día estos profesionales, sino porque en países como Estados Unidos, Google asegura que el salario promedio de una persona con esta capacidad gana más de un millón 400 mil pesos al año.

“Esto no genera ingresos para Google (…) la plataforma de Coursera tiene un pequeño costo, el precio actual es de 49 dólares por mes, pero queremos asegurarnos de que cualquiera que quiera tener esta oportunidad, pueda tenerla2, explicó la vicepresidenta de Google, Lisa Gevelber.

Las nuevas propuestas de aprendizaje

A la par de Google, otras plataformas como Facebook se han dado a la tarea de certificar en habilidades digitales a los profesionales dedicados a esta materia y de alguna forma su alternativa a la educación tradicional, en aula y con carreras de al menos cuatro años de duración, está transformándose.

Facebook ofrece cursos en una amplia gama de categorías como en mayor rendimiento de campañas de publicidad, capacitación para generar mejores estrategia de marketing basadas en stories, así como para dirigirse al público adecuado.

Apple por ejemplo, ha presentado cursos como Develop in Swift, para dotar a profesores de materias relacionadas con programación, de herramientas para mejorar sus clases.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299