Nueva normalidad III: ¿qué significa el semáforo naranja?

Esta semana la Ciudad de México (CDMX), capital del país, amaneció con el semáforo naranja, lo que quiere decir que más actividades se empezarán a reactivar de manera paulatina y regulada, con todas las medidas sanitarias, con el fin de que el número de contagios no se dispare y nos pase lo mismo que a Estados Unidos.

Poco a poco empezaremos a ver cómo se van reactivando actividades, aunque de momento seguirán cerrados gimnasios, cines y teatros; las actividades deportivas individuales al aire libre ya están permitidas.

No sé usted qué piense, y lo lamento por la industria de los espectáculos, pero quien esto escribe no piensa regresar a un cine o a un teatro hasta que haya una vacuna para Covid-19, o bien, un medicamento creado ex profeso para ello. Solo imagine esta situación: está usted ya en el cine, con su pareja o familia, viendo la película de su preferencia, y de pronto alguien estornuda… ¿Cómo sabremos que la persona en cuestión se había dejado el cubrebocas, como indica la medida sanitaria, o si se lo había quitado para estar más cómodo durante la función y hasta para poder tomar su refresco o comer sus palomitas de rigor? De miedo, ¿no cree?

Hoy, martes 30 de junio reabrirá el Centro Histórico de la CDMX, aunque siempre bajo un programa especial que delinea cuándo abren qué tipo de negocios y nunca todos al mismo tiempo. Falta ver quién llevará la supervisión de todo esto y que el programa se haga conforme a lo previsto.

El próximo 01 de julio los restaurantes podrán recibir comensales al 30% de su capacidad, o bien, hasta el 40% si cuentan con terraza, sin embargo, las mesas deberán estar distribuidas en zigzag, los meseros deberán llevar siempre cubrebocas y caretas y no habrá menús impresos, sino digitales. De igual forma, mientras dure la pandemia, no deberá haber música para amenizar la comida, también como medida sanitaria.

El 02 de julio reanudan labores los tianguis y mercados sobre ruedas y bazares; el 03 de julio. estéticas, peluquerías y salones de belleza, con previa cita; y el lunes de la siguiente semana, el 06 de julio, las tiendas departamentales abrirán sus puertas, al igual que los centros comerciales, aunque al 30% de capacidad. Ya veremos cómo se da en los hechos esta reapertura.

Sobre los famosos médicos cubanos

México tiene un déficit de médicos en general, pero más de médicos especialistas. Sin embargo, la contratación de médicos cubanos por parte del gobierno ha sido la mar de cuestionada, no solo porque muchos dicen que para qué traer médicos de otros lados, si en el país existe el personal suficiente -lo que yo pongo en seria duda-, sino además porque el costo de este servicio -de seis millones de dólares hasta ahora- ha sido pagado al gobierno cubano, pero no se sabe si dichos médicos recibirán el pago completo a su labor o si solo se está contribuyendo a la manutención de esa cuestionada administración castrista.

Parte de la crítica a esta contratación de médicos cubanos es que, como ha pasado en otras latitudes, dicho personal funge también como propagandistas de la ideología socialista, aunque esto reitero, es una mera especulación.

En descargo del gobierno de la 4T, puede decirse que a pesar de que durante esta pandemia se han contratado a 45 mil médicos y enfermeras, que cubren una parte del déficit del sector salud heredado, calculado en 250 mil personas, los médicos especialistas -neumólogos e intensivistas- brillan por su ausencia, lo que indica dos cosas: o bien no hay tales, o quizás, no les ha interesado entrar a trabajar a los hospitales del sector salud, lo cual también es comprensible.

Según la Academia Nacional de Medicina de México (ANM), hace un lustro, en 2015, existían en México cerca de 227 mil médicos, de los cuales 110 mil eran médicos especialistas, que es un número claramente insuficiente para las necesidades del país.

La Secretaría de Salud (SSA), informó, al principio de esta pandemia, México tenía un déficit de 200 mil médicos y 300 mil enfermeros. Para la atención específica de la pandemia de Covid-19 hacían falta alrededor de 2,000 médicos especialistas, sobre todo en medicina crítica (llamados intensivistas) y neumólogos, además de personal de enfermería especializada.

Por su parte, la Academia Nacional de Medicina notificó que en nuestro país existen 1,071 neumólogos, de los cuales poco más de 80% estaría certificado. Según datos de 2018, su número rebasa apenas los 750 especialistas en México, cuando deberíamos de tener alrededor de 2,000, ante la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 50 mil habitantes por neumólogo. Si hacemos números, México tiene 0.6 médicos neumólogos por cada 100 mil habitantes, mientras que Estados Unidos 2.75; y otros más cercanos en idiosincrasia, como Argentina, tienen 2.7.

Anticonceptivos de larga duración, clave para reducir embarazos no planificados 

Durante un webinar intitulado “Estrategias para prevenir el embarazo adolescente”, que organizó Bayer México, se brindaron datos que dejan helado al más cuerdo. En nuestro país, al año, ocurren más de 390 mil nacimientos en mujeres menores de 19 años, lo que se traduce en la friolera de poco más de 1,000 nacimientos al día.

Por tanto, en esta época de confinamiento por Covid-19, es más que necesario garantizar el acceso a métodos anticonceptivos en población adolescente, además de brindar información sobre el uso responsable de anticonceptivos de larga duración, los cuales contribuirían a reducir embarazos no planificados en adolescentes, opinó la doctora Yasmín López Vera, médico gineco-obstetra adscrita al Hospital de la Mujer de la Secretaría de Salud de Michoacán, quien participó en este webinar.

México, además, ocupa el primer lugar en embarazos no planificados entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), con una tasa de fecundidad de 70.6 nacimientos por cada 1,000 adolescentes de 15 a 19 años, cifra alarmante, que se traduce en más de 390 mil nacimientos anuales en menores de 19 años.

A su vez, la doctora Josefina Lira Plascencia, presidenta del Colegio Mexicano de Especialistas en Ginecología y Obstetricia (Comego), resaltó que a pesar de que el gobierno está más enfocado en salir avante de la actual pandemia de Covid-19, ocasionada por el nuevo coronavirus SARS-Cov2, las autoridades sanitarias dieron la indicación a organismos públicos y privados de esforzarse particularmente en prevenir embarazos en adolescentes y garantizar el acceso a métodos anticonceptivos, además de brindar consejería adecuada a este grupo poblacional.

La doctora precisó que recientemente se integró al Compendio Nacional de Insumos para la Salud, el nuevo implante anticonceptivo subdérmico con levonorgestrel de Bayer, que ofrece protección hasta por cinco años, el cual ya está disponible en el sector salud, para beneficiar a un mayor número de mujeres jóvenes, incluidas las adolescentes.

Este tipo de métodos, conocidos como anticonceptivos reversibles de acción prolongada (ARAP), son recomendados por asociaciones gineco-obstétricas como una alternativa para mujeres jóvenes y adolescentes, por varias razones: su alta tasa de efectividad y continuidad, además de que se adaptan a las necesidades de este grupo de la población.

La doctora puntualizó que este anticonceptivo cuenta con una tecnología de liberación prolongada, lo que significa que durante el periodo de vida del producto, cinco años, se libera una pequeña dosis diaria de la hormona encargada de brindar protección anticonceptiva, lo cual es comparable a la esterilización femenina.

Otra gran ventaja es que su colocación es de tipo ambulatorio, es decir, es un procedimiento sencillo que sólo requiere de un anestésico local y 70 segundos para su aplicación. De 2019 a la fecha, Bayer ha realizado más de 880 capacitaciones en hospitales y centros de salud en todo el país, para más de 15 mil profesionales de la salud; en esos espacios, se les ha brindado información y herramientas necesarias para una adecuada consejería anticonceptiva y aplicación del implante subdérmico en su práctica clínica cotidiana.

El espinoso tema de con quién tienen relaciones estas adolescentes que se embarazan durante la pandemia de Covid-19 será tema de otra columna, pero ya nos podemos imaginar que en tiempo de confinamiento, lo más seguro es que sea con familiares de primer grado… Así de grave está este asunto.

Trabas a estudiantes de medicina para seguir estudiando

Estudiantes del primer año de medicina de la Universidad de Ixtlahuaca (CUI), cuyo plan de estudios está avalado ni más ni menos que por nuestra “Máxima Casa de Estudios”, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se acercó al autor de esta columna para denunciar que una maestra de Histología, Rosa María Peñaloza Robles, hizo todo lo que está a su alcance para reprobar a todo un grupo de 40 alumnos, con lo cual no podrán realizar su segundo año de la carrera.

Esto, que parece solo una anécdota escolar, cobra otras dimensiones cuando se ve con la lupa de la pandemia de Covid-19 y la falta de personal médico en nuestro país, pues si hacen falta tantos médicos y enfermeras, como nos repite todos los días el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, ¿por qué hacerles más difícil a este grupo de jóvenes continuar con su educación médica?

Hasta el momento el rector de dicha universidad, Margarito Ortega Ballesteros, todavía no ha dicho “esta boca es mía”, a pesar de que numerosos padres de familia, en medio de la pandemia, se le plantaron la semana pasada en el campus para exigir una explicación a la conducta de la profesora. Esperamos que pronto encuentre buen cauce esta demanda y estos chicos puedan seguir estudiando, porque buena falta le hacen al país médicos bien formados.

El botiquín

Al momento de escribir esta columna, México ya superaba los 26 mil muertos, que es una cifra que por sí misma debería alarmarnos a todos y plantearnos una larga lista de reflexiones. No es momento de relajar medidas sanitarias y, de ser posible, manténgase en casa, evite el contacto físico con otras personas y mantenga siempre la sana distancia. 

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299