• El Centro de Control y Prevención de Enfermedades apunta que diario mueren 130 personas de sobredosis de opioides

  • A la vez, cada 15 minutos nace un nuevo bebé con síndrome de abstinencia por estas drogas

  • Los productos de la campaña tienen un valor de entre 10 y 30 dólares

En México se tiene un control estricto de los medicamentos opioides. La mayoría de ellos se otorga bajo receta. Y los especialistas médicos no suelen entregar analgésicos más que en ocasiones determinadas. Sin embargo, en Estados Unidos es una historia completamente distinta. No solo se han librado intensas batallas legales contra las responsables del fenómeno. También hay más una campaña que pretende generar conciencia al respecto.

Opi’s decidió ir más allá. Es una marca de accesorios para bebés con adicción a los opioides. Con una campaña en redes sociales y su sitio web, la marca presentó tres productos. El primero es Morphi Spoon, una cuchara para ayudar a los infantes a comer y aliviar síntomas de abstinencia. Breathe and Feed es un biberón para reducir la dificultad para respirar y comer. Finalmente, Heart Rate ’N Rattle ayuda a monitorear los signos vitales de los niños enfermos.

Tanto los productos como la marca son ficticios. Se tratan de un proyecto de la organización Urgent Love, una iniciativa que lucha contra la adicción en Estados Unidos. Sin bien ninguno de los accesorios de hecho está a la venta, puede hacerse una compra simbólica para dar una donación al grupo. Todos los ingresos obtenidos de esta forma se emplearían en el tratamiento de madres adictas y sus bebés. La campaña, según Adweek, también posee spots de video.

¿Por qué usar productos ficticios en una campaña?

Curiosamente, no es la primera vez que una organización o compañía utiliza una campaña falsa. En 2013, la estación de televisión neoyorquina Thirteen empezó a colocar anuncios de programas de televisión con premisas ridículas, como una familia donde el padre es un mimo. También Google en algún momento creó una falsa marca de pizzas, Doctor Fork. Su objetivo, en lugar de llamar la atención, era comprobar algunas teorías sobre la publicidad en YouTube.

Estos comerciales falsos también son recurrentes en fechas como April’s Fools. Si embargo, utilizarlos en cualquier otra circunstancia puede ser peligroso para la reputación de marca. Y es que ya desde 2015, los consumidores no confiaban particularmente en las agencias de publicidad. En un estudio de Ipsos, citado por AdAge, menos del cuatro por ciento de la población confía en que los expertos de mercadotecnia se comportan con integridad.

Al utilizar a Opi’s para crear conciencia sobre los bebés con adicción a los opioides, Urgent Love hizo una apuesta arriesgada. Con su campaña, quiso llamar la atención a través de productos falsos e impactantes. Así, lograría un flujo significativo de gente que entrara a su sitio y obtuviera información sobre el tema. Pero también generaría desconfianza entre el público. No sería raro que los individuos se sintieran engañados por la organización.

Por otro lado, se trata de una organización sin fines de lucro. La campaña no usa como “carnada” estos accesorios para tentar a los clientes hacia otros productos. Defiende una causa loable y es más fácil que los usuarios perdonen la falsa premisa por esta misma razónPor supuesto, una marca tradicional también podría beneficiarse de la estrategia, ya que es llamativa. Sin embargo, le sería más complejo evitar que sus clientes se sientan engañados.