Nuestra voz ese maravilloso punto de la gran conexión emocional

Ésta es una expresión del Dr. Rogelio Chavolla Magaña, secretario académico de la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Medicina de la UNAM, en un artículo inspiración para esta colaboración.

Cuidamos nuestra presentación física, escrita ¿Y cuánto cuidamos nuestra voz y las palabras que expresamos?

La voz (del latín vox, vocis) se refiere, entre otras acepciones, «al sonido que el aire expelido de los pulmones produce al salir de la laringe, haciendo que vibren las cuerdas vocales» además de la «calidad, timbre o intensidad de este sonido».

Consiste en el sonido producido por un ser humano haciendo uso de sus cuerdas vocales para hablar, cantar, reírse, gritar, chillar, etc. Su frecuencia oscila entre alrededor de 60 a 7000 Hz.

Compendiando, el aparato fonador para generar la voz humana consiste en el órgano de respiración (las cavidades infraglóticas, es decir, pulmones, bronquios y tráquea); los órganos de fonación (las cavidades glóticas, es decir, laringe, cuerdas vocales y resonadores -nasal, bucal y faríngeo) y los órganos de articulación (las cavidades supra glóticas, es decir, paladar, lengua, dientes, labios y glotis). Es todo un maravilloso sistema al cual ordinariamente no ponemos la conveniente atención.

Sin voz y sin sonidos no habría comunicación oral

“La comunicación entre los seres humanos se inició por señas y sonidos guturales hasta la aparición de Homo sapiens. El lenguaje del ser humano consiste en una codificación en la corteza cerebral y es sumamente complejo” Rogelio Chavolla Magaña. Es sin duda alguna un tema de expertos.

Sin conexión no hay edén

Indiscutiblemente el impacto que causamos en nuestro público, en el momento de nuestras interrelaciones, sea una o cientos de personas, proviene principalmente de nuestra voz e indiscutiblemente también de nuestra comunicación corporal.

Si tu entrevista fue exitosa, tu propuesta fue aceptada, tu discurso fue significativo, tu conferencia logró su propósito es sencillamente porque lograste conexión emocional. Por supuesto que todo cuenta, pero la conexión emocional es la cereza del pastel, sin conexión no hay presentación íntegramente exitosa.

Nuestra voz ocupa un lugar muy transcendental en nuestras vidas, interviene en diversas relaciones, actividades sociales, personales, profesionales que se nos presentan en la vida.

Recuerda como reaccionamos las personas cuando tenemos a alguien al frente, nuestra mente nos traiciona e invariable y hasta inevitablemente estamos juzgando, calificando, clasificando a las personas ya sea que las estemos entrevistando, escuchando en una conferencia o simplemente platicando. En una palabra “escaneemos” a la gente y su voz no es excepción, escuchamos y juzgamos la manera que la modula, y lo que expresa nos impacta favorable o desfavorablemente.

Algunos más que otros, pero todos evidentemente, utilizamos la voz para comunicar, esto independientemente del rol que jugamos: seamos padres, hijos, maestros, alumnos, jefes, colaboradores, cantantes, políticos, vendedores, compradores, sacerdotes, conferencistas y un interminable mundo de roles y actividades.

Nuestra voz puede ser definitiva en los roles que jugamos y las actividades que desarrollamos para la obtención de nuestros objetivos, ésta puede generar diversas emociones favorables o nocivas.

La razón nos lleva a conclusiones, pero la emoción puede generar acción para que obtengas el contrato o trabajo deseado, incluso lograr la voluntad de las personas y una respuesta afirmativa a tu propuesta.

Tus entrevistas, negociaciones, platicas formales e informales significan diversas presentaciones de productos, servicios, opiniones, historias, debates y un sinfín de situaciones en las que tratamos de establecer o imponer nuestra posición, y en cada una requerimos una preparación formal y ésta la podemos lograr de manera inmediata con una estrategia y una presentación, apoyados en diversos medios físicos o digitales, pero hacer escuchar nuestra voz será fundamental.

También enfrentamos presentaciones o debates mismos que retaremos con todo el bagaje que hemos adquirido en el transcurso de nuestras vidas, a través de la educación familiar, escolar, universitaria, social, de trabajo, estudio, lectura, de diversos debates o de una sencilla charla de amigos y nuestra voz podrá ser buena aliada.

Es preciso señalar que en todas estas experiencias relacionadas con el uso de la palabra hablada encontraremos entre nuestros interlocutores individuos que ansían encontrar error en nuestras expresiones y otras que anhelan vernos triunfar y la voz será primordial.

Mal dicen que las palabras se las lleva el viento, máxime cuando esas voces han lastimado un sentimiento, “fracturado un corazón” expresarían los románticos.

¿Y a todo esto, cuanta atención y cuidado ponemos a este bello e importante instrumento llamado voz?

El Dr. Rogelio Chavolla Magaña, maestro de la UNAM nos dice en interesante entrevista en la Gaceta de la UNAM del mes de abril de 2017, acerca de la voz:

“Es, además, el único “instrumento musical” que puede ser de viento y de cuerdas”

La realidad es que cuidamos muy poco por ella, cuanto más el cantante, el locutor o el actor dan atención a su voz, a través de ejercicios guturales, o entonando su voz, hagamos de nuestra voz un gran dispositivo de comunicación.

Los expertos nos recomiendan los siguientes Cuidados de la voz

La voz ocupa un lugar muy importante en nuestras vidas, no sólo porque interviene en las relaciones sociales sino también porque su alteración implica disfunciones en nuestra garganta.

Entonces, cuidar nuestra voz es también cuidar nuestras vías respiratorias, las cuerdas vocales y la garganta en sí, por eso, te compartimos algunos consejos para lograrlo:

Día Mundial de la Voz

El Día Mundial de la Voz se celebró en todo el mundo el 16 de abril. Distintos grupos alrededor del mundo promocionan este día por diversos medios con el objetivo de crear conciencia sobre la importancia del cuidado de la voz y la detección oportuna de las enfermedades que afectan a las cuerdas vocales.

Reflexión
Los sonidos que emitimos, en este caso, a través de la voz tienen tres cualidades básicas que debemos de cuidar al expresarnos.

  1. Tono o altura
  2. Volumen o intensidad
  3. Timbre o resonancia

Carlos Drummond de Andrade, poeta, periodista y político brasileño nos dice: “Poder de la voz humana inventando nuevos vocablos y dando soplo a los exhaustos. Dignidad de la boca, abierta en ira justa y amor profundo, crispación del ser humano, árbol irritado, contra la miseria y la furia de los dictadores…”

Qué importante es cuidar nuestra voz y todo el conjunto de elementos que alberga nuestro organismo y que intervienen para poder hacer operativo nuestro lenguaje que además incluye la escucha, y de esta forma poder expresar a través de la voz pensamientos, palabras, mencionadas con inteligencia, con precisión, con seguridad y con ética, sin olvidar que cuando el momento lo requiera expresarlo con emoción será una importante acción para lograr la gran conexión y consecuente éxito.