x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

No sólo de megapixeles vive la foto

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

México, D.F.- La compra de una cámara es sin duda una gran inversión, hoy en día es un elemento imprescindible para captar momentos inolvidables, pero antes de adquirir un equipo fotográfico, se deben tomar en cuenta aspectos clave para su óptimo desempeño y obtener la mayor satisfacción con respecto al gasto que estamos realizando.

Existe el mito de que mientras más megapíxeles tenga la cámara es mejor, la realidad es que esta característica para lo único que sirve es para obtener una ampliación más grande de las fotografías, pero si la función no está dedicada a un aspecto laboral, sino a ser un elemento de entretenimiento, no tendrá mucho sentido imprimir fotos en gran formato.

Notas sobre mercadotecnia:
Fotografías en 3D con lo nuevo de Sony Cyber-shot
Leo Burnett trabajará con Canon de México

Cada pixel es un punto de la imagen y en conjunto forman una fotografía, los megapíxeles, es el número de millones de píxeles que el sensor de una cámara digital es capáz de capturar a la hora de tomar un retrato. Con esto se comprueba que el número de megapíxeles es un indicador del tamaño, pero no de calidad, por lo que es recomendable observar otros elementos que ayudarán a determinar un mejor resultado fotográfico.

Aspectos que se deben considerar antes de comprar una cámara digital:

Probar y comparar imágenes

Una vez conocida la función de los megapíxeles, debemos desmitificar que los pixeles son todo para adquirir un artefacto digital, hace falta que tenga otras cualidades para tomar una buena foto. Por ejemplo, contar con una buena óptica del lente es relevante para determinar la calidad de las representaciones. Existen lentes hechos de cristal y otros de mica o plástico.

Verificar que la cámara cuenta con un buen zoom óptico
Otro aspecto básico para el óptimo cumplimiento de una cámara, es que contenga un adecuado zoom óptico. El zoom óptico realiza acercamientos a los objetos por medio de movimientos de diversos componentes del lente, y lo ejecuta electrónicamente a través del procesador de imagen, esto significa que, el lente no hace el avecinamiento, por lo tanto al juntar el objeto, la imagen pierde calidad.

La unidad de medida del zoom está determinado en “x” (por ejemplo 3x y 12x) , para tomar retratos a grandes distancias sin perder la condición de lo que se esta captando.

Corroborar el tiempo de disparo, de procesamiento y la duración de la batería
El siguiente paso para conocer si una cámara es de buena calidad, es probarla y fijarse en el tiempo de disparo, tiempo de procesamiento de la imagen y duración de la batería. La velocidad de respuesta de una cámara al momento de tomar fotos consecutivas y reproducirlas, así como el ahorro de batería, están directamente determinados por el procesador de imagen.

Observar el tamaño de la pantalla LCD y disparar para comprobar su resolución
Posteriormente hay que estudiar el tamaño de la pantalla LCD (Liquid Cristal Display) y verificar su resolución a la hora de disparar. Con la pantalla LCD se examina los objetos que se van a tomar y las fotos que se obtuvieron. Es importante inspeccionar la resolución y tamaño de la pantalla, pues entre más grande sea, más fácil es visualizar las reproducciones.

Analizar el ISO o sensibilidad
El ISO es la sensibilidad con que el sensor de una cámara digital capta la luz y varia dependiendo de las condiciones de luminosidad en donde se tomen las estampas. A partir de ISO 800 se reducen las imágenes movidas o borrosas y objetos en movimiento. También es ideal para tomar fotos sin flash en situaciones de poca claridad o cuando se utiliza todo el zoom óptico.

Jugar con el manejo de la cámara y su conectividad
Es muy importante que nuestro capturador de imágenes sea fácil de manejar, sin importar que sea una cámara automática o manual. Para un aficionado de la foto es supremo contar con funciones manuales, en donde se tenga el control total del uso de la cámara a través de un menú intuitivo y entendible.

Asimismo se debe contar con una efectiva conectividad con diferentes dispositivos electrónicos, como computadoras, televisoras, impresoras, iPods, etc.

La solución de PowerShot permite una gran variedad de compatibilidad por medio de varios elementos, así como un fácil manejo en donde solo se tiene que encender el equipo, apuntar y disparar.

Considerar las funciones adicionales que complementan el dispositivo

Las funciones adicionales en las cámaras digitales son un factor determinante para su adquisición, ya que gracias a ellas se puede sacar el mayor provecho al equipo. Por ejemplo, las cámaras PowerShot cuentan entre otras cosas con grabación de vídeo con audio y zoom óptico, intercambiar o acentuar colores de las fotos y el “Face Detection” que sirve para reconocer los ojos rojos y moverlos, eliminándolo de forma manual durante la reproducción de las fotografías o bien mientras se esta tomando fotos.

Elegir en base a investigar
Se tiene que saber el uso que se va a dar a la cámara, para sobre todo, no malgastar el dinero en dispositivos más complejos de lo que se va a llegar a usar.

Se debe de elegir en base a una investigación de lo aprendido en la compra de las necesidades. Así se conseguirá un resultado más completo de lo que se ha adquirido.

Autor del Texto (colaboración):
Jorge Huerta, gerente de mercadotecnia de consumo de Canon Mexicana.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados