x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

No están de acuerdo con Salinas Pliego, pero el empresario podría haber tenido razón

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Ricardo Salinas Pliego, en redes sociales consiguió un 37 por ciento de reputación positiva.

Sin duda en medio de esta crisis sanitaria, uno de los personajes que se ha llevado la atención de los medios de comunicación y la conversación  en redes sociales ha sido Ricardo Salinas Pliego.

El propietario de marcas como TV Azteca, Elektra o Total Play se ha ganado toda clase de críticas por sus peculiares declaraciones alrededor de emergencia de salud que enfrenta el mundo entero.

Lo dicho por Salinas Pliego

Los problemas de imagen alrededor de este personaje comenzaron a finales de marzo, cuando en México se decretó el cierre de actividades consideradas como no esenciales, hecho que fue considerado por el empresario como una medida que “mataría a los mexicanos de hambre”.

En aquel momento, el directivo afirmó que el aislamiento social y el freno de las actividades económicas es en realidad lo que provocará crisis al interior del mercado mexicano, ya que este fenómeno “significa  hambre y el origen de diversos problemas sociales, en donde la delincuencia se verá incrementada.

De esta manera, en su mensaje, Salinas Pliego afirmó que “como van las cosas, parece que no moriremos por coronavirus, pero si vamos a morir de hambre”, al tiempo que aseguró que el mexicano “no vive de un sueldo, no vive de sus ahorros, no vive del gobierno, la inmensa mayoría vive al día”.

En la misma línea aseguró que las medidas que se están generando alrededor del virus son exageradas, al tiempo que afirmó que las medidas de confinamiento son en verdad el principal problema al que se enfrentará México en el corto y mediano plazo.

“Estamos mal, las calles vacías, todo cerrado, escuelas vacías, hoteles vacíos, restaurantes vacíos, esto no puede ser, la vida tiene que continuar”, afirmó el empresario.

Este mensaje se cerró con una recomendación que, en aquel momento, generó toda clase de polémica. “Yo les voy a decir cuando no salgan, pero si pueden y tienen posibilidad económica, sigan llevando a la familia comer, a los restaurantes, a las fondas porque eso es fortalecer la economía”.

En aquel momento, el término “Salinas Pliego” se ubicó dentro de las 10 primeras tendencias en Twitter con un total de 2 mil 643 tweets relacionados.

Por su parte, estimaciones de TweetReach indicaron que el término ha generado en tan sólo 100 tweet un total de 148.2 mil impresiones con un alcance potencial de 101 mil 026 cuentas.

El golpe a sus marcas

A este primer mensaje, siguieron algunos otros sobre la misma línea, en donde los usuarios de redes sociales cuestionaron en cada oportunidad las condiciones laborales en sus diversas áreas de negocio en donde, según diversos reportes, no eran respetadas las medidas sanitarias para evitar contagios.

Los números fueron claros al respecto. En meses pasados, un estudio firmado por Socialbakers, se dio a la tarea de analizar cuál es la relación entre la reputación de los CEO’s o dueños de algunas de las principales empresas en el mundo y la imagen que sus marcas proyectan entre los consumidores.

Dentro de este estudio se determinó que Ricardo Salinas Pliego, en redes sociales consiguió un 37 por ciento de reputación positiva, mientas que su empresa, Grupo Salinas ostentó un 85 por ciento de reputación negativa.

Este último dato es especialmente relevante si se considera que el estudio fue elaborado entre el 1 de enero y el 17 marzo, con lo que se consideran las semanas en las que firmas como Elektra o TV Azteca estuvieron en el foco de las críticas luego de ciertos eventos desafortunados.

Es posible: Salinas Pliego podría tener razón

Aunque muchos de los comentarios emitidos por el empresario sin duda son polémicos y pueden ser leídos como una tendencia contraria a lo que se vive en el país, la realidad es que algunas de sus anotaciones podrían ahora sustentarse con datos, lo cual más allá de las opiniones encontrada, debería de reconsiderarse en medio de un momento en el que un rebrote podría estar por confirmarse.

Algunos datos son claros al respecto:

  • Un reciente reporte firmado por Fitch Ratings, indica que como consecuencia de las restricciones implementadas para detener el avance de la pandemia, la actividad económica mundial sufrirá una contracción de 1.9 por ciento durante este año, a lo que se sumara la caída del PIB a razón de 20 por ciento cada semana en las naciones que se han visto obligadas a hacer cuarentena.
  • El escenario pinta para que el mundo alcance niveles de desocupación máximos e históricos, con pérdidas que se calculan hasta en 15 por ciento de la fuerza laboral en comparación con lo registrado durante el cuarto trimestre de 2019.
  • Estimaciones entregadas por el banco de inversión UBS indican que durante este año la economía mexicana se contraerá 7.6 por ciento. Este indice será mayor que en el peor momento de la Crisis del Tequila registrada a mediados de la década de los 90’s lo que supondría una caída  del empleo superior al 7.5 por ciento.
  • Se estima que 500 millones de personas a nivel mundial se encuentran en riesgo de caer en la pobreza, de acuerdo con Oxfam, mientras que el Centro de Estudios Espinosa Yglesias calcula que en México podrían sumarse 21 millones de personas en condiciones de pobreza.

No era el fondo, fue la forma

En buena medida, gran parte de estos indicadores son parte del freno que se presentó en la economía, mismo que en este momento podría replicarse ante un posible rebrote que ya comienza a ser visible en diversas partes del mundo.

En principio, vale la pena indicar que en efecto, la economía es una de las preocupaciones colaterales que más apremian al mundo. La paralización de la actividades económicas y demás países que padecen del virus ha llevado a los analistas a hablar sobre una recesión a nivel internacional.

De esta manera, el fondo de una parte de los mensajes de Salinas Pliego podrían tener sustento y ser validos. 

No obstante, el directivo se olvido de la parte humana y de lo importante que es ahora para los consumidores y usuarios garantizar su salud, por lo que aunque el mensaje en fondo podría ser correcto, llegó en una forma inadecuada, elemento que además se suma a una falta de consideración del contexto que viven hoy los mexicanos.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados