x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Nissan en caída libre tras reportar la peor pérdida operativa en su historia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
No es un secreto referir que Nissan ha pasado por claroscuros en los últimos años y, este 2020 no ha sido la excepción pues ha tenido que luchar contra todo; cambio de tecnología en la industria, el escándalo Ghosn, la caída de las ventas y el impacto del coronavirus en la cadena de suministro.
  • Nissan indicó que los ingresos entre abril y junio fueron 50 por ciento menores a los reportados el año pasado

  • Para al año fiscal completo prevé una pérdida operacional de unos 4 mil 500 millones de dólares

  • Sin embargo, la firma busca recuperarse y parte de ello es el nuevo logo e identidad de marca presentado recientemente

No es un secreto referir que Nissan ha pasado por claroscuros en los últimos años y, este 2020 no ha sido la excepción pues ha tenido que luchar contra todo; cambio de tecnología en la industria, el escándalo Ghosn, la caída de las ventas y el impacto del coronavirus en la cadena de suministro.

Este último facto fue visto por algunos analistas a inicio de año, como un factor que podría ser un golpe letal para la automotriz japonesa y, esas proyecciones no estaban tan lejos de la realidad.

Números fríos

Lo anterior porque Nissan presentó el miércoles los resultados financieros correspondientes al primer trimestre de su año fiscal, en lo que reveló la difícil situación que enfrenta la compañía.

Y, es que los datos son fríos y contundentes, entre abril y junio obtuvo ingresos netos por 1 billón 174,2 millones de yenes (unos 11 mil 180,6 millones de dólares), lo que representó una caída del 50,5 por ciento respecto al mismo periodo pero del año pasado cuando reportaron 2 billones 372,4 millones de yenes (unos 22 mil 610 millones de dólares).

Más aún, Nissan indicó que la pérdida operativa fue de 153.9 mil millones de yenes (unos mil 470 millones de dólares), equivalente a una contracción del margen operativo de 13,1 por ciento. Y que la pérdida neta fue de 285,6 mil millones de yenes (unos 2 mil 720 millones de dólares). Se trata de su segunda pérdida trimestral consecutiva después del resultado negativo de 94,800 millones de yenes en enero-marzo, según recuerdan desde Reuters.

“En el primer trimestre del año fiscal, las ventas mundiales de automóviles en toda la industria cayeron casi la mitad en medio de la pandemia de COVID-19, lo que afectó significativamente las ventas de Nissan. Para limitar la propagación de COVID-19, la compañía suspendió la producción en los sitios de fabricación en todo el mundo. Desde entonces, las plantas de Nissan reanudaron sus operaciones, pero se enfrentan a una menor utilización de su capacidad debido a menores ventas. El desempeño de la compañía continúa siendo afectado por el desafiante clima de negocios”, señala la firma japonesa en su reporte financiero.


Te puede interesa:

Preparando la peor pérdida de la historia

Lo más duro fueron sus perspectivas para todo el año fiscal, en las que anticipó “un menor volumen de negocios”, lo que se traduciría en que el volumen total de la industria mundial disminuirá un 16 por ciento respecto al 2019, cuando colocaron unos 72,04 millones de vehículos.

En ese sentido, esperan que los ingresos asciendan a unos 7.8 billones de yenes (cerca de 74.3 mil millones de dólares), pero anticipan una pérdida operacional de 470 mil millones de yenes (4 mil 500 millones de dólares), mucho más profunda que lo anticipado por los analistas de Refinitiv, que estimaron una merma de 262 mil 800 millones de yenes, y sería el segundo resultado anual negativo en línea.

Los datos divulgados han motivado a que diversos medios y especialistas refieren que Nissan se enfrenta a la peor pérdida de su historia y, eso está teniendo un impacto en los mercados bursátiles donde sus acciones van en caída libre, perdieron más de 10.3 por ciento en el índice TYO de la bolsa de valores de Tokyo.

Una marca que busca renovarse

En todos los mercados las ventas de Nissan han caído de manera importante, lo que sumado a otros factores que impactaron negativamente a la empresa y la crisis del coronavirus han puesto mayor presión.

Sin embargo, la firma japonesa tiene claro que el único camino es ir hacia adelante y por ello anunció recientemente su plan de transformación que tiene proyectados a ejecutarse durante cuatro años, llamado Nissan NEXT.

De esta forma la empresa busca responder a las perspectivas económicas volátiles y mejorar el desempeño de sus negocios, algo que incluye una renovación de la marca global y una nueva generación de sus vehículos.

Hace unas semanas presentó su nuevo logo y nueva imagen de la marca y poco antes lanzo una campaña publicitaria para mostrar toda su nueva gama, una diseñada para cumplir las expectativas y necesidades de una amplia demografía de consumidores.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados