No han sido tiempos fáciles para Nissan que no sólo sufre el frenón en la producción automotriz a nivel global y el desplome de ventas en distintos mercados, ahora tiene que tomar decisiones muy difíciles para dar mayor oportunidad a que el grupo resista.

Si bien hará muchos recortes en diversos puntos estratégicos, también sabe que no puede tirar la toalla y dejar de impulsar sus autos y de hacer lo posible por estar en la mente del consumidor, por ello apuesta por la publicidad para enfrentar su crisis.

Un vistazo a lo nuevo

En un día en el que dio a conocer sus resultados financieros y ajustes radicales para la compañía, Nissan decidió que era buen momento para hacer un guiño a lo que será la nueva línea de diseño que mostrarán sus distintos modelos y para entusiasmar a los fans de su deportivo insignia: Z.

A través de un video publicado en su canal de YouTube la firma japonesa reveló un teaser de lo que, aparentemente, será una campaña de marketing robusta para todos sus vehículos, pero principalmente para hacer oficial que lanzará el Nissan Z, inspirado en su popular modelo 370Z.

Su modelo más deportivo será la punta de lanza para los 12 nuevos modelos con los que competirá en el mercado y parte de lo que será su nueva estrategia para los siguientes 18 meses.

Bajo el concepto de la A a la Z, en referencia al alfabeto, de entre lo que se logra apreciar en el promocional de poco más de un minuto, es que entre los vehículos que presentará se destacan: el arribo de Ariya, una SUV eléctrica; el nuevo Note y la nueva Terra, hasta llegar al Nissan Z.

La expectativa es clave

Y mucho, el teaser presentado en el mismo día en el que dieron a conocer sus resultados financieros, será fundamental para comenzar a generar expectativa en el consumidor y reforzar el awareness de la marca.

Ambos factores serán necesarios para estimular las ventas a medida que las personas en todo el mundo se incorporan a la ‘nueva realidad’ y necesitarán que las marcas les proyecten confianza, seguridad y apoyo para incentivar su consumo.

En el caso de Nissan, debemos señalar que pasa por un momento crítico. El fabricante automotriz japonés informó este jueves de perdidas anuales por 6 mil 200 millones de dólares para su año fiscal concluido en marzo pasado, las primeras en más de una década, en gran medida, por el impacto del coronavirus y los remanentes del escándalo de su ex presidente Carlos Ghosn.

La situación lleva a la compañía y al grupo del que forma parte con Renault y Mitsubishi para sacar a flote a la compañía.

Para Nissan, esto se traduce en decisiones muy drásticas; ayer la agencia Kyodo dijo que se analizaba la reducción de un un recorte de empleo que afectaría a más de 20 mil personas en todo el mundo, hoy, la compañía dijo que reducirá su capacidad de producción global y sus series de modelos cerca de 20 por ciento, esto con el objetivo de disminuir alrededor de 300 mil millones de yenes (uno 2 mi 800 millones de dólares) en costos fijos.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299