Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Niños sin privacidad: apps de Google Play y Apple Store venden datos a anunciantes

Un estudio revela que las apps más populares para niños de Google Play y Apple Store recopilan los datos de menores y los comparten con anunciantes.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
  • Un estudio reveló que el 40 por ciento de las apps más populares en Google y Apple tienen acceso a los datos de menores conectados.

  • Además, el 47 por ciento de mil aplicaciones envían una recopilación de información a los anunciantes.

  • Más allá de la capacidad de la infancia de reconocer anuncios verdaderos o no, la industria publicitaria viola su privacidad.

Pese a que recomendaciones internacionales dictan que los menores de 13 años no deben utilizar redes sociales, la pandemia detonó que los niños pasaran más tiempo conectados a internet, ya sea por educación o por motivos sociales; no obstante, aunque a nivel internacional existan esfuerzos por la protección a la privacidad en línea de los niños, un reciente estudio de Pixalate –del primer trimestre 2022– reveló que el 40 por ciento de las aplicaciones dirigidas a niños a través de Google y Apple tienen acceso potencial a información personal a través del dispositivo, ya sea cámara, ubicación o IP.

Asimismo, el estudio reveló que el 47 por ciento de las mil aplicaciones más populares de iPhone envían la información personal a los anunciantes y el 79 por ciento de las apps de Android hacen lo mismo. La información almacenada por las aplicaciones puede ir desde ubicación y direcciones IP personales, la gravedad recae en que las compañías pueden vender a información a terceros para que empresas publicitarias puedan rastrear intereses y predecir comportamientos de los menores.

Siguiendo los datos del estudio, el 76 por ciento de la data recopilada por Google se transmite a anunciantes y el 67 por ciento por parte de Apple; el 50 por ciento de direcciones IP se transmiten por Google y el 33 por ciento por Apple. 

Y es que de acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), la conectividad puede llegar a cambiar las reglas del juego para los menores que viven en marginación y pueden “romper” ciclos de pobreza; sin embargo, la tecnología digital puede generar vulnerabilidades en la infancia.

“Los niños ya vulnerables pueden correr un mayor peligro de sufrir algún tipo de daño, incluida la pérdida de privacidad”, puntualizó la organización en el resumen “Niños en un mundo digital”.

 

Riesgo de la recopilación de data de Google Play y Apple Store; percepción de los menores hacia los anuncios publicitarios

Tomando en cuenta que la información analizada por Pixalate, el 40 por ciento de las aplicaciones dirigidas a niños tienen acceso potencial a la información a través de permisos de dispositivo. En Apple App Store el 39.2 por ciento y en Google Play el 43.7 por ciento tienen un potencial a acceso a información personal.

Asimismo, 11 mil 997 apps dirigidas a niños a través de Google y Apple tienen acceso potencial a datos personales pero política de privacidad no detectada; 4 mil 479 no tienen política de privacidad detectada y tienen acceso a la cámara; mil 815 no tienen política de privacidad detectada y transmiten IP; mil 301 no tienen política de privacidad detectada y transmiten ubicación y solo 166 no tienen política detectada y transmiten GSP e IP.

Mientras los dos gigantes tecnológicos permiten que sus aplicaciones recopilen datos de los menores, los ganadores de la información es la industria de la publicidad que les permite enfocarse en el sector del mercado.

En ese sentido, en medida que los niños interactúan con aplicaciones y sitios, la tecnología captura comportamiento. De acuerdo con una investigación de SuperAwesome muestra que, un niño de 13 años se habrá capturado más de 72 millones de datos personales sobre él.

Aunque los datos de Unicef apunten que los jóvenes entre 15 y 24 años son el grupo de edad más conectado. Los niños y adolescentes menores de 18 años representan uno de cada tres usuarios de internet de todo el mundo.

En Latinoamérica, el 51 por ciento de la población entre tres y 17 años tiene acceso a internet de su casa  y durante la pandemia, un estudio de Kaspersky apuntó que los padres autorizan que pasen tiempo en línea, ya sea para relaciones sociales con sus compañeros de la escuela con los que estuvieron distantes en el tiempo de confinamiento, para jugar videojuegos o para continuar con su  educación; sin embargo, el 29 por ciento considera que los menores pueden estar expuestos.

Cuando hablamos de exposición a publicidad, nace la pregunta: ¿cuál es el riesgo de la recopilación de data? Uno de los mayores riesgos es que los menores no pueden distinguir los anuncios del contenido.

La investigación “Children and Parents: Media Use and Attitudes Report”, realizada por Ofcom, making communications work for everyone, reveló que la mayoría de los niños de 8 a 15 años han visto publicidad en la televisión y en línea.

Entre la población que se conecta a internet, el 88 por ciento de los niños entre 12 a 15 años son más propensos que los de 8 a 11 años a ver anuncios en línea. De los anuncios que observan existe una perspectiva general y es que los menores piensan que la publicidad dicen la verdad sobre la venta y solo el 6 y 4 por ciento de la población segmentada anterior mente dicen que no dicen la verdad sobre lo que se les está vendiendo.

La consciencia de los menores aumenta conforme el rango de edad, los jóvenes de 12 a 15 años que se conectan en linea identifican el potencial de un producto en redes sociales y la fuerza del influencer marketing: 62 por ciento de los usuarios identifican que los influencers podrían estar siendo pagados.

En ese sentido, si bien los menores son menos propensos a ver publicidad en línea; no identifican cuando las marcas no dicen la verdad, pero más allá de la credibilidad que generan los anuncios publicitarios, el problema radica en la recopilación de la información para llegar a la audiencia que es vulnerable en la identificación de la venta y oferta de productos.

 

 

Leer más: 

Otros artículos exclusivos para suscriptores