Nike se niega a ser proveedor de Irán para Rusia 2018 ¿otra oportunidad para Adidas?

Iran-Rusia 2018-02
Imagen: Twitter vía @TeamMelliIran

En ocasiones es inevitable que los temas políticos, sociales y culturales terminen afectando al futbol y, aunque muchos lo ven como sólo un deporte, no podemos negar que las consecuencias pueden ser significativas. Así podría suceder con la selección de Irán que está por participar en la Copa Mundial Rusia 2018.

Lo anterior debido a que Nike se estaría negando a ser proveedor de calzado del combinado iraní a causa de las sanciones económicas que impuso el presidente de Estados Unidos, Donald Trump contra Irán.

Estas sanciones fueron anunciadas a principios de mayo luego que la administración Trump anunciara la salida de su país del acuerdo nuclear firmado en 2015 entre Irán y la comunidad internacional.

Esto ya habría tenido efecto en más de una forma, entre ellas y la que atrae la atención es que Nike anunció que, producto de las sanciones “como empresa estadounidense no puede suministrar zapatos a los jugadores del equipo nacional iraní en este momento”, según refieren diversos reportes citando un vocero o comunicado de la firma de la palomita.

“No puede ser que poco antes de un Mundial se les imponga una prohibición a los jugadores. Todos saben lo importante que es para ellos jugar con su propio calzado”, reclamó el portugués Carlos Queiroz, técnico de la selección iraní.

Esto puede suponer un revés en cuanto a imagen y reputación corporativa de Nike, pese a que esté acatando las sanciones impuestas por el gobierno estadounidense. En contraparte, puede resultar una oportunidad para Adidas, ya que la firma alemana es la que viste a la selección iraní y, bien podría proveerles de calzado a los jugadores.

De acuerdo con los reportes de prensa, Iran abría solicitado la intervención de la FIFA para mediar en el asunto. Sin embargo, si es cierta la justificación de la firma estadounidense, es poco probable que pueda ser obligada a proveer el calzado a los jugadores. No obstante, puede tener un efecto negativo en su imagen, no podemos dejar fuera que el mercado árabe es uno de los más importantes a nivel mundial, incluso Nike ha destinado esfuerzos importantes para emprender campañas de mercadotecnia y publicidad en esa región.

Esto sin dejar fuera que uno de los próximos mundiales está previsto jugarse en Qatar 2022, evento que indudablemente será punta de lanza para incrementar las ventas en esa región y, donde sin duda, todas las marcas deportivas querrán jugar.